El video causó conmoción en la comunidad de Kuala Kangsar, en el estado de Perak. Muestra a niñas de entre 10 y 12 años siendo obligadas a introducirse en un pozo con agua en el que hay serpientes.

Voces masculinas se escuchan de fondo exigiéndoles que se queden allí, mientras les tiran más serpientes. Ellas lloran desesperadas y les piden ayuda a sus docentes, que no intervienen.

Son sólo algunas de las 45 alumnas que participaron el pasado fin de semana del “campamento motivacional”, organizado por su escuela y por personal de Defensa Civil. Al ver las imágenes, el director de la institución a nivel estatal, Mohd Noor Hassan Ashari Sulaiman, dijo que suspendió a las diez personas que participaron.

“También suspendimos el programa. Queremos estar seguros de que se haga Justicia y de que haya un castigo apropiado para quienes sean encontrados culpables”, agregó.