El Biobanco del Instituto de Investigación del Clínico cumple 5 años con más de 30.000 muestras

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
image-261939

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Biobanco del Instituto de Investigación del Clínico-INCLIVA, ha cumplido recientemente cinco años de funcionamiento. Se trata de un servicio que nació en 2010 para ordenar las diferentes colecciones de muestras biológicas humanas que se encontraban en los servicios y departamentos del Hospital Clínico y de la Facultad de Medicina de la Universitat de València.

Los biobancos acogen colecciones de muestras biológicas con fines diagnósticos o de investigación biomédica y se organizan como unidad técnica con criterios de calidad, orden y destino, sin ánimo de lucro. Actualmente INCLIVA almacena cerca de treinta mil muestras en 16 colecciones, a las que se suman las colecciones históricas de los servicios de Anatomía Patológica y de Hematología del Hospital Clínico de Valencia.

El patólogo Antonio Ferrández, que es además Jefe de Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Clínico, una bioquímica, Lorena Peiró, una bióloga, Olga Bahamonde y la recién incorporada biomédica Marta Belda, forman el equipo humano que gestiona el Biobanco que además forma parte tanto de la red autonómica (Red Valenciana de Biobancos) como de la red nacional (Plataforma Nacional de biobancos).

Estamos obligados a “garantizar la calidad de las muestras a través de unos estándares operativos bien definidos en el proceso de obtención, procesamiento, preservación y almacenamiento de muestras, trasporte, bioseguridad, además de garantizar la trazabilidad, la calidad de la información clínica, la confidencialidad y los derechos de los donantes” declara Olga Bahamonde. Cumplir estos requisitos ha hecho además que el pasado verano recibiera la certificación ISO 9001.

“Toda muestra que se deposita en un biobanco va acompañada del correspondiente consentimiento informado del donante, y cualquier petición de muestras que se recibe es revisada y autorizada por nuestros comités, Científico y de Ética, que valoran su uso correcto en el ámbito de la investigación para la que se requieren” añade la doctora Lorena Peiró, su coordinadora.

Según explica “los investigadores a menudo son reacios a depositar las muestras biológicas en los biobancos por temor a quedarse sin ellas o a las trabas burocráticas, pero la realidad es bien distinta. La porción de muestra biológica que se requiere para una investigación es tan pequeña, hablamos de nanogramos o microlitros, que difícilmente se agota, y sin embargo, las compensaciones que obtienen por depositar las muestras en biobanco son grandes. Se olvidan de custodiar y conservar las muestras y del papeleo, garantizándose las exigencias bioéticas y la calidad: cuando un investigador de INCLIVA quiere depositar una muestra prácticamente solo tiene que llamarnos; del resto nos ocupamos nosotras. Estamos de guardia las 24 horas del día, los siete días de la semana por si en algún momento suenan las alarmas”.

Modernas infraestructuras

El biobanco de INCLIVA cuenta con seis congeladores de -80ºC, además de un tanque de nitrógeno, en salas adecuadas con precisas medidas de seguridad, tanto en los accesos, como respecto al control de temperaturas y de seguridad personal (sensores de O2 y CO2). “Si algún equipo de almacenamiento fallara, tenemos unas horas de autonomía para reaccionar y tratar de solucionar el problema, o incluso trasladar las muestras a otros congeladores “back up” si fuera necesario” afirma Bahamonde.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.