El Ayuntamiento hará una auditoria de accesibilidad y supresión de barreras en los edificios municipales.

“Es una moción que nos parece razonable, y cuando las cosas son razonables se han de aprobar sin más, sin comas ni propuestas alternativas”, afirma Sergi Campillo.

El Ayuntamiento de Valencia elaborará una auditoria en materia de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas en edificios públicos municipales, que recopile, amplíe y unifique los datos que ya se tienen al respecto, y sirva para acometer la adecuación aquellos “que así lo requieran”. Esta decisión llega tras la aprobación, por unanimidad, de una moción del concejal Estellés, del Grupo Ciudadanos.

“Es una moción que nos parece razonable, y cuando las cosas son razonables se han de aprobar sin más, sin comas ni propuestas alternativas”, ha dicho el concejal Sergi Campillo al anunciar el voto favorable del Equipo de Gobierno a esta propuesta que permitirá determinar cuáles son los edificios municipales que deben ser adaptados para el cumplimiento de la normativa en materia de accesibilidad y supresión de barreras.

Esa auditoría, para la que Estellés ha previsto un plazo máximo de un año, aunque Campillo ha señalado que “tal vez puede realizarse en menos tiempo”, determinaría, entre los más de 200 edificios de propiedad municipal, cuáles son aquellos que todavía requieren una intervención para contribuir al objetivo de “hacer de Valencia una ciudad inclusiva en la que el Ayuntamiento se transforme en un reflejo de la sociedad”.

Por su parte, Vicente Igual, en nombre del Grupo Popular, ha asegurado la accesibilidad y la supresión de barreras arquitectónicas “ha sido uno de los principales objetivos del Partido Popular durante los últimos años”

MÁS POLICÍAS Y BOMBEROS

El Pleno ha aprobado igualmente, con los votos del Equipo de Gobierno, una moción alternativa para que “por primera vez desde 2006, en la oferta pública de empleo municipal se convoquen plazas de policías y bomberos”. Con esta propuesta alternativa ha decaído la moción inicial, presentada por los concejales Alfonso Novo y Félix Crespo, en la que pedían que la Corporación llevase a la mesa general de negociación en relación a esa oferta pública de empleo para 2016 la petición de “que incluya 50 plazas de Bombero y 40 plazas de agente de la Policía Local”.

La concejala Sandra Gómez, antes de lanzar la propuesta alternativa finalmente aprobada, ha criticado la postura de los concejales del Grupo Popular “de venir aquí a que saquemos una macro oposición de 90 plazas, ya que ustedes han estado diez años sin convocar oposiciones porque les ha dado la gana”.

Félix Crespo ha argumentado que fue el Partido Popular quien aumento, de 900 en el año 2000, a 1.800 agentes, la plantilla de la Policía Local, “mientras ustedes se están dedicando a vender humo en materia de seguridad”. Crespo ha solicitado que se permita “la tasa de reposición para atender las necesidades de seguridad de los valencianos”

Frente a este planteamiento, Sandra Gómez ha afirmado que “en seis meses hemos hecho más por para mejorar la gestión de personal de la Policía Local que ustedes en diez años”.

DERECHOS DE LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

No ha prosperado una moción de Amparo Picó, concejala de Ciudadanos, sobre el reconocimiento de los derechos de las personas en situación de dependencia y sus familias, rechazada por el Equipo de Gobierno y en la que los concejales del Partido Popular se han abstenido.

Además de proponer reconocer, “desde este Consistorio”, el derecho a la atención de las personas dependientes “como un derecho propio de la persona, mostrando así la firme intención de que ningún valenciano pueda sentirse abandonado por la administración”, la moción incluía otros dos acuerdos. El primero de ellos relacionado con las personas con dependencia reconocida por la Generalitat Valenciana “que fallecieron antes de recibir la prestación”, y otro donde se pide “instar a la Generalitat a la creación de centros de apoyo, recursos y atención al dependiente, “cuya gestión se delegue en la administración más cercana, y se incluya un sistema de ventanilla única que facilite y simplifique no sólo la información sino también los trámites de acceso , valoración y obtención de certificado”.

María Jesús Puchalt ha dicho estar de acuerdo con los dos primeros puntos de la moción, finalmente rechazada, pero “no acabar de entender el tercero”, mientras que Consol Castillo ha argumentado que no estaba de acuerdo “con el análisis de la situación de las personas dependientes”, y se ha referido al aumento, en un 47%, de los recursos destinados por el Ayuntamiento a esta atención social en los Presupuestos para 2016.

También ha vinculado Consol Castillo la situación de las personas dependientes y con diversidad funcional con la “insuficiencia del sistema de financiación que no permite cubrir las demandas”. ”La defensa de esos derechos es una prioridad del Gobierno Valenciano, y este Equipo de Gobierno trabaja para que la ciudadanía vea mejorada su calidad de vida”, ha afirmado Castillo, quien ha establecido una relación entre la situación de las personas dependientes “con las dificultades del sistema como consecuencia de los recortes de los derechos de los ciudadanos, que ha afectado más a los más débiles”. Castillo ha pedido que “cada administración se haga cargo de sus responsabilidades”


Leave a Reply

Your email address will not be published.