El Ayuntamiento denuncia la pasividad del gobierno central para proteger las playas de la Albufera

Valencia Noticias | Redacción.- El temporal del domingo ha dejado patente nuevamente la situación de desprotección de las playas del sur de la ciudad de València, una circunstancia para la cual el Govern de la Nau ha reclamado en diversas ocasiones soluciones definitivas. El concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha asegurado que “resulta inadmisible la pasividad del gobierno central para proteger y reforzar las playas del parque natural de la Albufera”.

Campillo ha recordado que desde el Ayuntamiento de València se ha reclamado reiteradamente una solución definitiva para las playas del sur “porque no podemos fiar el estado de nuestras playas a la ausencia de temporales que climatológicamente son normales en estas épocas del año”. Además, ha lamentado que “en muchos casos la respuesta ha demostrado una voluntad nula del gobierno del Partido Popular para resolver estos problemas” y ha puesto como ejemplo la recibida por el director general de Costas de València hace unas semanas, cuando justificó la falta de actuaciones por el estado de provisionalidad del entonces gobierno en funciones.

trabajos-en-la-gola-pujol

Trabajos en la Gola Pujol.

“Como ahora ya no están en funciones ya no les quedan excusas para no tratar esta situación. Por eso pediremos una nueva reunión con el gobierno central y enviaremos una carta a la ministra para que nos dé una solución definitiva”, ha añadido Campillo, que ha destacado la posibilidad de incorporar una partida presupuestaria para la regeneración de las playas del sur justo ahora que están elaborándose las cuentas generales del Estado para 2017.

La concejala delegada de Playas, Pilar Soriano, ha destacado que en noviembre del año pasado ya reclamó soluciones para la regeneración de las playas del sur, por lo que “el problema no es la provisionalidad del gobierno central durante 10 meses sino su permanente carencia de voluntad para resolver los problemas de los valencianos y las valencianas”.

Dragado de las golas

Como medida de urgencia, Campillo ha explicado que el Ayuntamiento de València ofrece la arena que está dragando de las golas del Pujol y del Perellonet para que sea trasvasada a la zona de la urbanización de La Casbah. “Este dragado tendría que estar haciéndolo el gobierno central, pero ante su inacción lo estamos haciendo desde el Ayuntamiento y proponemos una solución urgente a la espera de las propuestas que pueda hacer el gobierno central de una vez por todas”, ha explicado el concejal.

Las golas del Pujol y del Perellonet son las dos vías principales de drenaje de la laguna de la Albufera y evacuan cerca del 90 por ciento de los caudales que llegan a la cubeta, por lo que representan la ruta de paso principal de especies de peces entre el ecosistema del lago y el mar, como anguilas, llobarros y lisas.

Estas especies necesitan encontrar abiertas tanto la desembocadura de la gola como las compuertas del extremo más próximo a la Albufera. Esa situación ha sido la normal durante mucho tiempo. Desde la conexión de la ciénaga con los grandes sistemas de regadío del bajo Júcar (entre los siglos XVI y XVIII) el sistema ha funcionado en régimen de desembocadura fluvial, con un importante caudal de agua fluyendo de manera prácticamente continua, que dificultaba el cegado de las desembocaduras por la arena y, en cualquier caso, los taponamientos ocasionales se podían remover fácilmente de forma manual con la ayuda de la propia corriente.

Los volúmenes de los caudales derivados hacia la ciénaga se han reducido progresivamente, de tal modo que en la actualidad el régimen de apertura prácticamente se ha invertido. Las compuertas se encuentran cerradas la mayor parte del tiempo y solo ocasionalmente se levantan, lo que conlleva que las desembocaduras de las golas se vean cegadas con mayor frecuencia, lo que dificulta considerablemente el drenaje del sistema por gravedad.

“Con el objetivo de limitar el uso de los sistemas de bombeo a momentos de urgencia y prolongar consecuentemente los períodos de contacto entre el mar y el lago resulta necesario mantener la boca de las golas limpias de arena. Por eso hemos procedido a hacer la extracción mecánica de la arena”, ha explicado Campillo.

El coste de estos trabajos alcanza los 21.538,80 euros, que han sido sufragados en su totalidad por el Ayuntamiento de València.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.