El Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat inician una nueva etapa de colaboración para mejorar la gestión del parque natural de la Albufera.

La calidad del agua que entra en la Albufera y la quema de la paja del arroz, entre las cuestiones tratadas..

En esta primera reunión celebrada esta mañana han estado presentes el concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo; la concejal de Medio Ambiente, Pilar Soriano; el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Alvaro; el director general de Medio Natural y de Evaluación Ambiental, Antoni Marzo, y el director general del Agua, Manuel Aldeguer.

1106. Generalitat albufera
image-255857

Durante el encuentro se han puesto sobre la mesa los problemas derivados de la gestión que habían hecho los equipos de gobierno anteriores del Ayuntamiento y de la Generalitat y se ha mostrado la voluntad de trabajar conjuntamente para resolverlos lo antes posible.

Una de las cuestiones que se han debatido es la calidad y cantiad de agua que entra en la Albufera. El concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha afirmado que “pese a estar contentos por la última suelta de agua por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar, hay que abordar este problema desde el Ayuntamiento, de forma conjunta con la Generalitat. Siempre considerando que los caudales ambientales son los primeros que tienen que estar garantizados, continuaremos defendiendo ante la Confederación nuestro posicionamiento inequívoco sobre la necesidad de más y mejor agua para la Albufera”.

Por otro lado, también se ha acordado impulsar la declaración del Parque Natural de la Albufera como Reserva de la Biosfera. Como novedad respecto al proceso anterior, en esta ocasión queremos que participen las universidades públicas valencianas. “Estamos muy interesados en conseguir esta declaración y queremos que esta vez el proceso de declaración del Parque Natural como Reserva de la Biosfera sí llegue a buen puerto”, ha afirmado el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Alvaro.

Por otra parte, también se ha acordado que haya una colaboración técnica entre las administraciones para la redacción del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). “Queremos participar activamente en la toma de decisiones y en el desarrollo de la normativa que afecta a la Devesa y a la Albufera”, ha explicado Campillo.

Entre los temas tratados en la reunión de esta mañana también está el del problema de la quema de la paja del arroz. Sobre esta cuestión, dado que si se quema la paja se crea un problema de contaminación y de molestias a los vecinos y si no se quema se pudre generando un problema para la calidad del agua del lago, se ha decidido impulsar un grupo de trabajo entre las dos administraciones, en el que estarán los responsables y técnicos de Agricultura y Medio Ambiente, que intente encontrar una solución definitiva. “Entendemos el problema y queremos colaborar para abordarlo conjuntamente con todas las partes implicadas”, ha afirmado Álvaro.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Valencia ha ofrecido todo su equipo técnico del servicio Devesa-Albufera para colaborar en la gestión del Parque Natural con sus técnicos y se ha acordado, como primera actuación urgente, la elaboración de un informe sobre el estado de las matas de la Albufera, puesto que preocupa su degradación y es necesario conocer la situación real y las causas para poder intentar revertir ese proceso.

“La Albufera es una joya de valor medioambiental muy importante y este gobierno ha de estar a la altura de esta joya, que tenemos que conservar y dar más valor. El trabajo de la Conselleria con el Ayuntamiento es una garantía para lograrlo”, ha añadido Álvaro.


Leave a Reply

Your email address will not be published.