El Ayuntamiento de Valencia seguirá el año que viene con su política de contención

El carrillón del Ayuntamiento volverá a funcionar más de tres décadas después.
image-413524
El Ayuntamiento de Valencia seguirá el año que viene con su política de contención en lo que a presión fiscal se refiere y mantendrá las tasas y precios públicos para acceder a sus servicios.

Así lo han confirmado fuentes de la Concejalía de Hacienda a eldiario.es, teniendo en cuenta que el Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes de junio, que el Consistorio usa cada año como referencia para actualizar sus tarifas, se ha quedado este ejercicio en un -0,8%.

De esta forma, quedarán congeladas las tarifas de servicios como cementerios, bodas civiles, museos, grúa, actividades de juventud, los centros de discapacitados o los polideportivos de la Fundación Deportiva Municipal.

Así, por una parte, faltará confirmar las tarifas de los bonos de la EMT, aunque el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ya ha comentado en alguna ocasión que su idea es mantener los precios.

Por otra, saber cómo quedan los impuestos municipales, en los que no se esperan grandes cambios. Tan solo el Impuesto de Bienes Inmuebles podría sufrir alguna variación, a tenor de las quejas expresadas por algunos comercios ante las subidas ejecutadas en el presente ejercicio.

El Ayuntamiento aplicó un incremento de hasta el 40% para aquellos negocios con locales cuyo valor catastral superar los 250.000 euros.

La medida estaba enfocada a que las grandes superficies comerciales y de ocio pagarán más, pero ha acabado llegando a unas 5.000 firmas, algunas de ellas pequeñas empresas.

Por este motivo, desde Hacienda se plantean de cara a 2017 aplicar el incremento del IBI a lo locales cuyo valor catastral supere los 300.000 euros, con el objetivo de no perjudicar al pequeño comercio.

El Ayuntamiento ha recaudado este año con el IBI 219 millones de euros, tres más de los previstos inicialmente.

La tasa de basuras podría bajar

Por otra parte, la tasa de basuras que se cobra en el recibo del agua (tasa Tamer) de Valencia y los otros 43 municipios que están integrados en la Entidad Metroplitana de Tratamiento de Residuos (EMTRE), podría registrar un nuevo descenso el año que viene.

El motivo es la entrada de residuos de hasta 93 municipios de la provincia de Valencia a la planta de Manises que gestiona la mencionada entidad, lo que ingresos extraordinarios.

En el presente ejercicio, la tarifa se ha reducido un 6% para los domicilios que consumen menos de 65 metros cúbicos y un 3% para los que gastan entre 65 y 195 metros cúbicos

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.