El Ayuntamiento convoca la adquisición pública de 24 viviendas para destinarlas a alquiler social

Valencia Noticias | Redacción.- La concejala de Vivienda, María Oliver, ha anunciado hoy la convocatoria pública para la adquisición de viviendas que va a hacer el Ayuntamiento en los distintos barrios de la ciudad con el objetivo de destinarlas a alquiler social. La Junta de Gobierno Local aprobará el viernes el pliego de condiciones de la convocatoria, que supondrá una inversión de 1,2 millones de euros.

María Oliver.
image-408698

María Oliver.

Se trata de una medida que cierra el círculo de las iniciativas impulsadas desde la Concejalía, y que pretende dotar a la ciudad de un parque de viviendas para frontar las necesidades de la ciudadanía, del que Valencia carece al contrario que otras ciudades. La convocatoria será aprobada el viernes por la Junta de Gobierno Local, y estará concluida antes de finales de año.

Cualquier vecino o vecina propietario de una vivienda que responda a los requisitos exigidos en el pliego de condiciones podrá presentar su oferta al Ayuntamiento. Tal como ha explicado la concejala Oliver, se ha sondeado a las entidades bancarias, grandes tenedoras de vivienda vacía, para conocer sus opciones de venta. “Pero hemos querido dar un paso más –ha subrayado- y no priorizar a las entidades bancarias, sino a la ciudadanía”. Por eso, la convocatoria no es de lotes de viviendas, sino que se aprueban unas bases con unos requisitos mínimos sobre cada vivienda: la superficie, el estado de conservación y las características del edificio (antigüedad, fachada, escalera y accesibilidad), así como la propuesta económica.

“Lo que queremos es que la oferta la pueda hacer cualquier ciudadano, en cualquier barrio de Valencia”, ha asegurado María Oliver. Sólamente se ha excluido el barrio de El Cabanyal, el ámbito del PEPRI, porque ahí el Ayuntamiento ya dispone de suficiente vivienda.

Así, una vez aprobado el pliego de condiciones, y después de su publicación en el BOP -Boletín Oficial de la Provincia- (que será aproximadamente una o dos semanas después de la aprobación) se abrirá un plazo de 45 días para que los interesados puedan presentar sus ofertas. “Queremos que se presenten viviendas que estén habitables –ha explicado la concejala- y por eso hemos determinado este plazo de 45 días, para que si alguien quiere realizar alguna reforma o adaptación en su vivienda, pueda hacerlo”.

La finalidad es adquirir viviendas accesibles, que estén habitables y no tengan ocupación irregular. “Es muy importante para nosotros –ha añadido Oliver- que cualquier ciudadano o ciudadana que tenga una vivienda de estas características pueda ponerla a disposición del municipio”. El precio máximo fijado para cada una es de 50.000 euros, y dado que el presupuesto total de la iniciativa es de 1,2 millones de euros, se calcula que se podrán adquirir un mínimo de 24. Una vez las ofertas hechas, el equipo técnico visitará y valorará cada una de las viviendas, y en virtud de sus informes, se decidirá cuáles son las óptimas y se realizará la compra. Posteriormente, y durante un periodo de 3 meses, se procederá la adjudicación, ya que el objetivo es que  las viviendas estén escrituradas antes de final de año.

En cuanto a los requisitos para ser beneficiario de las casas, tal como ha recordado Oliver, la Concejalía abrió en su día en la web de vivienda un registro de demandantes de vivienda social. Las condiciones para beneficiarse de esta iniciativa incluyen un salario 2,5 veces por debajo del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), y las previstas en las bases de alquiler social. Se priorizará además a determinados colectivos, como mayores y jóvenes. La baremación se realizará también a través de la web o el Punto de Vivienda.

“Un parque de viviendas exiguo”

La concejala María Oliver ha lamentado el “desinterés” del  anterior Equipo de Gobierno en este asunto, y ha explicado que con esta medida, el Ayuntamiento “empieza a consolidar un parque de viviendas totalmente exiguo, heredado del anterior Gobierno, ya que el PP –ha añadido- nunca se interesó por lo que para nosotros es un drama social, y que sí tienen otras ciudades como Barcelona, Madrid, Zaragoza o Málaga, que aseguran que las personas sin recursos puedan tener acceso a este derecho básico”. “Al llegar al Gobierno Municipal–ha continuado- nos encontramos con sólo 188 viviendas en régimen de alquiler social, con las que no se cubre ni siquiera a las personas que tienen problemas de inserción social”.

Por eso, el nuevo Gobierno quiere “dar un paso mucho más allá, y llegar a la ciudadanía, jóvenes y mayores, que por sus salarios no pueden acceder al mercado del alquiler como está ahora mismo”.

Esta convocatoria de adquisición de viviendas cierra el círculo de la serie de medidas impulsadas por el Equipo de Gobierno, la primera de las cuales fue crear una Concejalía de Vivienda específica y convertir a Valencia en una ciudad libre de desahucios. “Luego pusimos en marcha el Punto de Atención a la Vivienda –ha recordado Oliver- después las ayudas de alquiler social; más tarde, el pliego para la redacción de un Plan de Vivienda del que la ciudad también carecía, y que se resolverá ahora en el mes de agosto; y ahora esta convocatoria de compra de viviendas, que permitirá ampliar el parque en un mínimo de 24 viviendas”.

“No son ciertas pues las críticas del portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos –ha asegurado Oiver- sobre la supuesta falta de inversiones del Ayuntamiento en materia de vivienda”. Tal como ha asegurado la concejala, ello se irá ampliando a lo largo de toda la legislatura, “pero sin construir, porque en la ciudad hay una cantidad de vivienda vacía suficiente y queremos consumir los recursos que tenemos, y además en todos los barrios, evitando la concentración en zonas concretas”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.