El Ayuntamiento compra un microbús para atender a personas que ejercen la prostitución en Valencia

Valencia Noticias | Redacción.- Isabel Lozano, concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas y de Inserción Sociolaboral ha anunciado que su delegación ha comprado un microbús para el programa móvil de atención sociosanitaria a personas que ejercen la prostitución en la ciudad de Valencia, un servicio que el Ayuntamiento presta a través de un convenio de colaboración con Médicos del Mundo.

Parte trasera del bús solidario.
image-327938

Parte trasera del bús solidario.

El Bus Solidario del Ayuntamiento circula por las noches y ofrece revisiones ginecológicas gratuitas e información sanitaria y sobre los recursos de inserción sociolaboral de que dispone el Ayuntamiento. El Bus Solidario también hace entrega gratuita de material para prevenir embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, como son preservativos y lubricantes.

Lozano explicó que este autobús sustituirá al que había hasta ahora, “que ya no cumplía las condiciones necesarias porque estaba viejo y había que estar reparándolo continuamente”. La concejala aseguró que “desde el Ayuntamiento se quiere mejorar las condiciones sociosanitarias de las personas que presentan situaciones de vulnerabilidad y exclusión social”, y añadió que con la compra de este autobús “trabajamos aspectos como la inserción sociolaboral en el grupo de personas que ejercen la prostitución en la calle”.

Los objetivos del programa municipal son aumentar los conocimientos sobre salud sexual y reproductiva a estas mujeres, facilitarles el acceso a los recursos sociosanitarios normalizados, que muchas veces desconocen o que, incluso, evitan por miedo a ser “repatriadas” a sus países, así como promover las pruebas de detección para VIH e ITS.

“Desde el Ayuntamiento vamos a fomentar actuaciones de información y educación sanitaria dirigidas a este público específico, hay que concienciar a las personas que se dedican a la prostitución que deben hacerse revisiones médicas, sin miedos, porque es su derecho”, dijo Lozano.

Así mismo, la concejala explicó que, a lo largo de 2014, al menos en catorce ocasiones no fue posible salir con el Bus Solidario porque estaba en el taller. En otros dos momentos la intervención se interrumpió por avería, por lo que fue necesario avisar al servicio técnico. Estas incidencias “han supuesto una reducción del número de intervenciones, que afectan de manera especial a la atención sanitaria y a la realización de talleres, por eso hemos decidido comprar un vehículo nuevo para ofrecer el servicio de la mejor manera, atendiendo a las personas de este colectivo, que en su mayoría son mujeres, en condiciones adecuadas”, concluyó Lozano.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.