El Ayuntamiento aprueba una nueva bajada del tipo de gravamen del IBI

La modificación de la Ordenanza supondrá a los vecinos un ahorro de 500.000 euros

El Ayuntamiento de Nàquera aprobó, en el pasado Pleno del 27 de septiembre, una nueva modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que supondrá para los vecinos un ahorro total de medio millón de euros y que consecuentemente dejarán de ingresar el próximo año en las arcas municipales.

Así, el consistorio reduce por segunda vez desde 2015 el tipo de gravamen del IBI de naturaleza urbana que baja en 5 puntos porcentuales más, pasando del 0,80 al 0,75% para el año 2017. Todo ello, tras seguir cumpliendo con el Plan de Ajuste para hacer frente a las deudas municipales y con previsión de continuar rebajándolo cada ejercicio. El nuevo gravamen será de aplicación efectiva a partir del 1 de enero de 2017.

El objetivo de la concejalía de Hacienda es rebajar el máximo permitido para compensar la exagerada valoración del catastro aprobada en 2011 y continuar conteniendo el gasto para amortizar toda la deuda pendiente. Así, el alcalde, Damián Ibáñez, ha recalcado que todo ello es posible gracias al esfuerzo realizado por los ciudadanos pero se ha mostrado prudente ante los numerosos contenciosos que todavía están pendientes de resolver de temas urbanísticos controvertidos de gobiernos locales anteriores, como son el edificio Accis y el PAI de Els Plans, ‘que podrían derivar en millones de euros por responsabilidad municipal’, ha advertido.

La medida, que afectará a cientos de viviendas urbanas favorecerá un ahorro para los vecinos de 500.000 euros en los recibos de 2017 que se podrán abonar como siempre en tres mensualidades, sin intereses entre marzo y octubre y con una bonificación del 5% para los domiciliados, y se suma a la rebaja de los tipos de gravámenes de rústica y urbana, desde el año 2015, que ha supuesto más de 600.000 euros de ahorro en los últimos dos ejercicios.

 

Asimismo, el primer edil ha anunciado que el próximo año el Ayuntamiento solicitará una nueva revisión catastral a la baja con el objetivo de ajustar el valor de las viviendas a la realidad actual, ‘ya que la que se hizo en 2011 suponía una subida del 100% en 10 años, algo desorbitado en los tiempo que corren, y cumpliendo así con el plazo de 5 años establecido para la solicitar una nueva modificación del IBI’, ha añadido.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.