Pierce Brosnan se fue de vacaciones a Hawaii con su esposa Keely Shaye Smith. El reconocido actor irlandés hizo un paréntesis en su agenda laboral y viajó a este destino paradisíaco para festejar su cumpleaños número 64.

La popular estrella de cine fue fotografiada mientras disfrutaba de esta escapada romántica. En las imágenes, se lo puede ver caminando por la arena, en compañía de su mujer, con quien está casado hace ya dieciséis años. Incluso, la pareja se mostró muy acaramelada frente a las cámaras.

Aunque Brosnan siempre cuidó mucho su aspecto por ser una figura reconocida a nivel mundial, en estas fotografías sorprendió por tener unos kilos de más.

El actor luce muy desmejorado si se lo compara con la época en la que interpretó a James Bond en la pantalla grande. A lo largo de su carrera, protagonizó cuatro películas como el agente 007: GoldenEye (1995); El mañana nunca muere (1997); El mundo no basta (1999); y Otro día para morir (2002).

En una entrevista con la revista Total Film, confesó sentirse un poco insatisfecho con el resultado de estas películas: “Hubo cierta frustración creciendo dentro de mí conforme las películas avanzaban, que veía lo que ocurría con el mundo a mi al rededor y con las películas”.