El anteproyecto de Ley por la Función Social de la Vivienda establece medidas de estímulo para que los propietarios ofrezcan en alquiler sus viviendas vacías

Pego_viviendas_propiedad_EIGE
image-346291
El anteproyecto de Ley de la Función Social de la Vivienda, que ha elaborado la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio dirigida por María José Salvador, establece toda una serie de medidas de estímulo para que los propietarios ofrezcan en alquiler sus viviendas y favorecer así la salida al mercado de las viviendas vacías y así satisfacer las necesidades habitacionales, sobre todo, de los colectivos con mayor vulnerabilidad.

El texto legislativo, que tiene como objetivo hacer efectivo el derecho a la vivienda digna, adecuada y asequible, prevé diferentes iniciativas para evitar la prolongada desocupación de las viviendas de manera injustificada ya que el 15% de las viviendas de toda la Comunitat Valenciana están vacías, según las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Estadística, esto supone unas 500.000 en todo el territorio valenciano.

Así dispone que la Conselleria competente en materia de vivienda establecerá un sistema voluntario de obtención o de oferta de viviendas privadas para su puesta en alquiler. Con esta finalidad, la Conselleria constituirá un sistema de ayudas para estimular a los propietarios e inversores a poner en el mercado de alquiler viviendas para personas y unidades de convivencia con dificultades para acceder a dicho mercado con ingresos inferiores a 4,5 veces el indicador público de renta de efectos múltiples.

En estos casos, la administración pública pondrá en marcha una serie de medidas para el aseguramiento de los riesgos inherentes a la ocupación de las viviendas que garanticen el cobro de la renta, los desperfectos causados, la responsabilidad civil, la asistencia del hogar y la defensa jurídica.

Alquiler solidario

Asimismo, la norma también prevé que la Generalitat podrá adoptar la iniciativa para alquiler solidario de pisos vacíos que necesitan algún tipo de rehabilitación y cuyos propietarios no pueden asumir los gastos que representa.

Esta iniciativa prevé favorecer a los propietarios de las viviendas que no pueden mantenerlas ni rehabilitarlas, pero que quieren conservar la propiedad. También tiene como finalidad movilizar las viviendas desocupadas y obtener más viviendas para políticas sociales, así como propiciar que se hagan obras de rehabilitación para generar ocupación.

Los propietarios que se quieran acoger a estas medidas podrán ceder su vivienda a la Generalitat para que, a través de la red de intermediación, se disponga para su arrendamiento por un período máximo de seis años. Por su parte, los propietario cobrarán una renta mensual por el importe que se regule reglamentariamente y contribuya a los gastos ordinarios de la vivienda a cambio de tener su propiedad arreglada y en uso.

La Conselleria será la encargada, en estos casos, de hacer el estudio económico y rehabilitación pertinente, gastos que junto con todos los derivados de la gestión, se repercutirán en el propietario.

Todas estas medidas se complementan con ayudas públicas para el alquiler para personas y unidades familiares con ingresos bajos donde el coste no supere el 30% de los ingresos, así como con ayudas para facilitar el acceso a la vivienda de colectivos y contra la pobreza energética, para garantizar los suministros básicos de luz, agua y gas.

Más información:

Consulta el texto completo del anteproyecto de Ley por la Función Social de la Vivienda en http://goo.gl/Qt5ICH

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.