El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, cierra una larga y conflictiva campaña en la ciudad de Grand Rapids, Michigan, a minutos de pasada la medianoche y en el inicio del día de votación.

Su candidato a vicepresidente, Mike Pence, fue el primero en hablar y dijo que no se trata de “la elección entre dos personas, es la elección entre dos futuros”.

Donald Trump subió luego al escenario a las 00:30 (hora local), con un retraso de una hora y media debido a su ajetreada gira del lunes por todo el país.

“No necesitamos a Jay-z, Beyoncé, Bon Jovi, Lady Gaga, sólo necesitamos grandes ideas para volver a América grande otra vez”, comenzó diciendo en referencia a la cada vez más larga lista de artistas y cantantes que dieron su apoyo a la candidata demócrata Hillary Clinton.

El magnate se dirigió también al público de Michigan y prometió hacer resurgir la industria automotriz del Estado para hacerla “mejor y más grande que nunca en la historia”. “No vamos a perder sus empleos nunca más”, dijo.

“¿Quieren que Estados Unidos sea gobernado por la clase política corrupta o por el pueblo?”, dijo y luego declaró: “Hoy es nuestro día de la indepencia”.

Trump visitó ccuatro estados antes de llegar a Michigan sobre la medianoche

En un discurso con un fuerte énfasis en la creación de empleo, el resurgimiento industrial y las relaciones comerciales con México, el magnate inmobiliario dijo que “ellos toman nuestro dinero, nuestros trabajos, construyen sus fábricas. A nosotros nos quedan el desempleo y la drogas”.

Durante el acto podía escucharse el canto “¡Construye el muro! ¡Construye el Muro!” entre sus seguidores. Trump se sumó al juego y preguntó “¿Y quién va a pagarlo?”. “¡México!”, fue la respuesta. Contento, el candidato republicano dijo que estaban en lo cierto y que “México va a pagarlo, aunque no lo sepa”.

“Voy a pelear por ustedes y voy a ganar por ustedes, se los prometo”, dijo sobre el final del acto y de la campaña, a horas de conocerse quién será el nuevo presidente de Estados Unidos.

El lunes fue un día ajetreado para ambos candidatos, que recorrieron distintos puntos del país dando sus últimos discursos. En el caso de Trump, su campaña lo llevó por Florida, Carolina del Norte, Pensilvania y New Hampshire, antes de llegar a Michigan, su destino final.