Diputación y Conselleria de Hacienda inician contactos para coordinar la gestión de tributos y consolidar la agencia tributaria valenciana

Valencia Noticias | Redacción.-  La vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, ha mantenido una reunión con la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, para elaborar una hoja de ruta que sirva para que la futura consolidación de la agencia tributaria valenciana, el actual Instituto Valenciano de Administración Tributaria (IVAT), camine hacia la integración de los servicios de gestión tributaria de las diputaciones valencianas.

 Según ha manifestado Maria Josep Amigó, «se trata de un camino que iniciamos ahora y que redundará en una mayor eficacia de la gestión de los tributos valencianos y en la mejora de la lucha contra el fraude. No tiene sentido que la administración autonómica, provincial y local no actúen coordinadas». En este sentido, la vicepresidenta ha abogado por que «la agencia tributaria propia coordine y lidere la reestructuración de las oficinas de recaudación valencianas», ha indicado.

 A medio plazo el IVAT tiene previsto convertirse en un Ente de Derecho Público, con personal propio e independiente de la Conselleria de Hacienda, a imagen de la Agencia Tributaria estatal, que dispone de esta personalidad jurídica desde 1991. El objetivo es mejorar la gestión de los tributos propios y cedidos, además de aumentar la persecución del fraude en la recaudación de sectores como el juego o los impuestos medioambientales, de titularidad autonómica.

Reunión entre Maria Josep Amigó y Clara Ferrando.

 A este respecto, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha recordado que «la disposición de una Agencia Tributaria valenciana constituye uno de los mandatos incorporados al programa de gobierno suscrito con el Pacto del Botánico como base de la gobernabilidad», ha apuntado.

Colaboración con la Diputación

Actualmente los ayuntamientos no tienen capacidad para ejecutar recaudaciones fuera de su término municipal. De modo, que una multa de tráfico impuesta por la policía local de un municipio no puede ejecutarse por embargo si el infractor no dispone de cuenta bancaria en el mismo término municipal, así como los impuestos impagados de gestión municipal.

En este sentido, Clara Ferrando ha explicado que «si un vecino de una localidad no paga el IBI, o el IAE, el impuesto de circulación de su vehículo o una licencia de obras, el ayuntamiento no puede ejecutar el cobro. Ahora debe hacerlo la agencia estatal con la repercusión que ello representa para las arcas municipales», ha incidido. «Lo mismo ocurre con la recaudación ejecutiva que la Agencia Estatal realiza para la Generalitat, por la que nos cobra unos 3’5 millones cada año que podríamos invertir en una estructura propia de recaudación», ha insistido.

A medio plazo el IVAT tiene previsto establecer convenios con las Diputaciones y los municipios que lo deseen para mejorar la coordinación de sus servicios. El primer convenio con municipios se firmará con el Ayuntamiento de Valencia para mejorar la recaudación ejecutiva de multas y se hará extensible al resto de ayuntamientos de la Comunitat que lo soliciten. Con la Diputación de Valencia se trabaja en un modelo de coordinación que se pueda también hacer extensible a Alicante y Castellón.

En relación a este aspecto, Maria Josep Amigó ha asegurado «que la coordinación del IVAT y los servicios tributarios de la Diputación de Valencia permitirá acercar los servicios a los ciudadanos, acercar la administración electrónica a los contribuyentes, gestionar de manera más eficaz los expedientes y racionalizar las estructuras para aprovechar sinergias», ha explicado.

Actualmente el IVAT cuenta con un total de 266 efectivos, entre personal auxiliar y administrativo, inspectores y agentes tributarios y con tres sedes del IVAT en los PROP de Castellón, Valencia y Alicante. Su trabajo se complementa con las 62 oficinas liquidadoras repartidas por todo el territorio valenciano que gestionan el 70% de las operaciones de caja. Por su parte, el Servicio de Gestión Tributaria de la Diputación de Valencia (SGR) cuenta con 147 trabajadores, 66 de los cuales están ubicados en los servicios centrales de Valencia y 81 en las oficinas territoriales distribuidas por la provincia. La SGT tiene ocho oficinas propias, en Valencia, Sagunto, Gandia, Xàtiva, Llíria, Utiel, Ayora y Chiva y cinco compartidas con los ayuntamientos de Moncada, Gandia, Albaida, Bétera y Vilamarxant.

La Diputación ha acordado con los sindicatos UGT, CCOO y CSIF la reestructuración de su personal de la SGT para incorporar 12 nuevos oficiales que facilitarán el camino hacia una Agencia Tributaria Valenciana única. La intención del IVAT es ampliar también su personal para adquirir una estructura similar a la de otras agencias tributarias autonómicas.

Al respecto, la secretaria autonómica de Hacienda ha expuesto que «Galicia, con una población de 2,7 millones tiene una agencia tributaria donde trabajan 305 personas, mientras que en la Comunitat Valenciana, con 5 millones de habitantes, contamos con 266. La inversión en personal inspector redunda directamente en un incremento de ingresos, porque el fraude se reduce». Por ello, Clara Ferrando ha insistido en que «queremos un cuerpo de inspectores profesional, con plaza de oposición, para asegurar un servicio de calidad. Además estamos trabajando para implementar la administración digital. Estar al corriente de las obligaciones tributarias debe ser cada día más fácil para el ciudadano, por eso cada vez son más los trámites que se pueden realizar a través de internet», ha concluido.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.