Detenido un camionero en la Anoia para conducir temerariamente por la A-2 y cuadruplicar la tasa de alcoholemia

En otra actuación policial, un mozo de escuadra fuera de servicio interceptó un conductor que sextuplicaba la tasa de alcoholemia
 
Agentes de la Policía de la Generalitat – cuerpo de Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico de la Central detuvieron el 1 de abril, un hombre de 29 años, de nacionalidad rumana y vecino de Pradejón (La Rioja) , como presunto autor de un delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del alcohol y un delito de conducción temeraria.
Alrededor de las cinco de la tarde del mismo día 1, se recibió una llamada al teléfono de emergencias 112 de un conductor que manifestaba que por la A 2, en sentido Lleida, circulaba un camión con remolque en zigzag . Estas maniobras provocaron que el resto de usuarios de la vía se tuvieran que apartar para no provocar un accidente.
Inmediatamente se montó un dispositivo que permitió, poco después, que una dotación de mozos de la Comisaría de Martorell localizara y detuviera el camión a la altura del punto kilométrico 562, dentro del término municipal de Castellolí.
Cuando los agentes pidieron la documentación al conductor, notaron que este presentaba signos evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
Al lugar se dirigió una patrulla del Área Regional de Tráfico del sector Anoia para realizar las pruebas de alcoholemia. El conductor dio un resultado positivo de 0,66 mg de alcohol por litro de aire expirado, cuadruplicando la tasa máxima permitida que es de 0.15 mg / l para conductores de vehículos de gran tonelaje.
Por todos los hechos sucedidos el hombre fue detenido y pasará a disposición del juzgado en funciones de guardia de Igualada durante las próximas horas.
En otra actuación, agentes del Área Regional de Tráfico de la Región Policial Central imputaron penalmente, el pasado 30 de marzo, un hombre de 30 años, nacionalidad española y vecino de San Fruitós del Bages (Barcelona), como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.
Los hechos sucedieron alrededor de las cinco de la tarde del mismo día 30 cuando un agente del Cuerpo de Mossos, fuera de servicio, que circulaba por la C-1412, dentro del término municipal de Castellfollit de Riubregós, observó un vehículo invadiendo el sentido contrario en una curva.
Ante esta maniobra, el agente llamó al teléfono de emergencias, detuvo el vehículo y comprobó que el conductor presentaba síntomas inequívocos de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
En la prueba de alcoholemia dio un resultado positivo de 1,25 mg de alcohol por litro de aire expirado, quintuplicando la tasa máxima permitida que es de 0.25 mg / l.
El conductor fue imputado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas y deberá comparecer ante el juzgado de Igualada cuando éste lo requiera.

Leave a Reply

Your email address will not be published.