Detenido por expoliar un yacimiento arqueológico protegido en el Alt Empordà

 El hombre utilizaba un detector de metales para buscar objetos antiguos en el yacimiento arqueológico

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos de la División de Investigación Criminal adscritos a la Unidad Central de Patrimonio Histórico detuvieron, el 8 de febrero, un hombre de 25 años, nacionalidad española y vecino de Vilamalla como presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico.
Los hechos se remontan al 20 de octubre del año pasado cuando el detenido fue sorprendido expoliando el recinto arqueológico de Palol Sabaldòria en Vilafant, formado por la iglesia prerrománica de San Miguel y el castillo de época medieval. Se trata de unos restos arqueológicos de arte medieval incluidas en el inventario del patrimonio cultural catalán, de titularidad pública.
El hombre utilizó un detector de metales y unos testigos que estaban en el lugar de los hechos fotografiarlo mientras hacía un agujero en el suelo con una azada. Una vez que los agentes tuvieron conocimiento de los hechos, se dirigieron al recinto e hicieron una inspección ocular en la que comprobaron que el sospechoso había hecho más remociones en el subsuelo, lo que provocó daños en el pavimento medieval.
Gracias a la colaboración de la Unidad de Investigación de Figueras, los agentes de la Unidad Central de Patrimonio Histórico identificaron al autor del expolio y lo detuvieron. Le intervinieron tres detectores de metales, dos azadas, guantes de trabajo y una paleta. Los objetos intervenidos corresponden al equipo básico empleado para localizar elementos metálicos bajo tierra y hacer remociones para extraerlos.
La extracción arqueológica es una actividad que, cuando se hace sin la metodología adecuada, daña los estratos del terreno, los altera e impide el estudio científico. Por otra parte, los hallazgos arqueológicos son de propiedad pública y forman parte del patrimonio cultural catalán.
En el último año la Unidad Central de Patrimonio Histórico ha detenido a ocho personas por expoliar yacimientos arqueológicos, seis de ellas en el Alt Empordà.
Tras declarar en sede judicial, el juez ha decretado su libertad con cargos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.