Detenidas 23 personas por blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas

Valencia Noticias | Redacción.- En una operación conjunta llevada a cabo entre agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional se ha detenido a 23 personas por la comisión de un delito de blanqueo de capitales y se han incautado un total de 2.200.000 euros en efectivo ocultos en tres viviendas en la ciudad de Madrid. Los detenidos constituían la ramificación en España de una importante organización criminal de origen latinoamericano dedicada al tráfico de drogas y se encargaban de proporcionar la infraestructura y la logística necesaria para distribuir la sustancia por el territorio y remitir posteriormente el dinero. Además se les imputa un delito de pertenencia a organización criminal, un delito contra la salud pública, un delito de tenencia ilícita de armas, un delito de falsificación, un delito de usurpación del estado civil y un delito de estafa, según un comunicado policial.

Fueron incautados más de dos millones de euros en tres viviendas de Madrid.
image-208373

Fueron incautados más de dos millones de euros en tres viviendas de Madrid.

La operación, en la que han intervenido más de 100 funcionarios y cuya investigación se inició el pasado mes de agosto, culminó con éxito el pasado 21 de julio cuando se procedió a la detención de 14 personas y al registro de 15 viviendas, interviniéndose entre otros efectos una recortada, un revólver, dos escopetas, joyas, ocho coches valorados en 250.000 euros y una pistola eléctrica. En tres viviendas los agentes hallaron un total de 2.200.000 euros, los cuales se encontraban en paquetes de 50, 100, 200 y 500 euros envasados al vacío y ocultos en distintos lugares, entre ellos, en una caja fuerte camuflada detrás de un mueble que guardaba productos de limpieza. En los dos días siguientes se detuvo a los nueve miembros restantes.

Contaban con un coche “caleteado” para transportar la droga y compraban billetes de avión a terceros que actuaban de “correos”

La investigación reveló que los detenidos constituían un entramado dedicado a gestionar el dinero procedente de la venta de droga y a la remisión de los beneficios económicos obtenidos por la misma a través de operaciones efectuadas en locutorios propiedad de dos de los encartados investigados. Los agentes llegaron a analizar más de 20.000 giros realizados por los detenidos en los que usurpaban la identidad de terceros o empleaban documentación falsa. En los registros domiciliarios también se recuperaron 25 D.N.I. auténticos que figuraban como sustraídos.

Las pesquisas de los agentes relacionaban directamente a los detenidos con la intervención de 4.000 kilos de cocaína recuperados en los últimos cuatro meses, entre las que destaca la incautación de 2,25 toneladas de esta sustancia en el interior de un velero en aguas jurisdiccionales francesas. De hecho, dos de los tripulantes eran titulares de sendos billetes de avión con destino a Venezuela y comprados por parte de dos de los 23 detenidos. Las gestiones realizadas demostraron cómo una de sus labores consistía en adquirir billetes de vuelos entre distintos países de Latinoamérica o con destino a España a personas que habían sido detenidas anteriormente por tráfico de drogas.

Además, proporcionaban la infraestructura necesaria para la recepción y distribución de la sustancia estupefaciente. Uno de los vehículos intervenidos contaba con un habitáculo oculto, denominado comúnmente “caleta”, y que presumiblemente era empleado por ellos para transportar  la droga.

Una vida caracterizada por el lujo, el despilfarro y los excesos

El núcleo principal de esta trama de blanqueo lo constituía una familia en cuyos domicilios se recuperó el dinero. Un matrimonio, sus tres hijas y dos de sus parejas, que con su dinámica delictiva habían logrado atesorar un patrimonio inmobiliario superior a los 600.000 euros sin desempeñar ninguna actividad laboral reconocida. Para adquirir las viviendas empleaban a abogados que actuaban de testaferros. Estos letrados transferían dinero desde sus cuentas personales a las de los detenidos para comprar las casas y siempre en efectivo. No dudaban en inmiscuir a sus hijos menores de edad a quienes “donaban” las propiedades para que figurasen ellos como propietarios.

Además, no tenían reparo en hacer alarde de su poder económico. A pesar de carecer de contrato de trabajo alguno (al patriarca no le consta actividad laboral reconocida desde 1973), adquirían vehículos por valor de 75.000 euros, se alojaban en suites de hoteles de cinco estrellas en los múltiples viajes que realizaban, efectuaban compras en tiendas de lujo o tenían contratado servicio doméstico y entrenadores personales. Conductas y actitudes que sostenían los indicios de su participación en un delito de blanqueo de capitales entre otras.

La investigación ha sido llevada a cabo conjuntamente por la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid y el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.


Leave a Reply

Your email address will not be published.