Despierta el volcán Ontake en Japón y mata a decenas de personas

Las operaciones de rescate en el volcán japonés Ontake, cuya repentina erupción el sábado causó al menos 36 muertos, fueron suspendidas el lunes por la tarde debido a la fuerte concentración de azufre.

Climbers descend Mt. Ontake, which straddles Nagano and Gifu prefectures, to evacuate as volcanic ash falls at the mountain, central Japan

foto infobae

Los 1.160 socorristas de los servicios de la policía, bomberos y grupos de defensa civil, que por la mañana habían reanudado las operaciones en la cima de la montaña, emprendieron el regreso.

“Encontramos cinco personas más con un paro cardíaco en la montaña“, dijo a la AFP un vocero de la policía de la provincia de Nagano, donde está el volcán. Los socorristas hablan de “paro cardíaco” para designar a las víctimas que ya no presentan ningún signo vital.

 Las autoridades utilizan habitualmente ese término a la espera de que los médicos certifiquen los decesos.

Una fuente militar dijo que 63 personas fueron heridas, muchas de ellas, de gravedad.

“Todavía sigue saliendo mucho humo” del cráter, dijo un responsable de la prefectura de Nagano, poco antes de que se suspendieran las tareas de socorro.

Por el momento, sólo cuatro muertes fueron legalmente certificadas después de que los socorristas bajaran el domingo los cuerpos sin vida.

El volcán Ontake, de 3.067 metros de altura, situado a 100 km de Tokio, se despertó bruscamente el sábado al mediodía, y proyectó espesas nubes de humo, cenizas y piedras.

Este episodio rarísimo, el primero importante en los 35 últimos años de este volcán, sorprendió a más de 300 senderistas y turistas.

La falda y pendientes del volcán, cubiertas de cenizas, ofrecían un paisaje lunar.

Los socorristas cavan en las cenizas en búsqueda de eventuales víctimas, indicó una militar, que insistió en que era una tarea muy difícil.

“La prioridad es salvar vidas”, insistió, por su parte, el primer ministro Shinzo Abe.

“Se trató de una erupción de vapor acumulado por encima del magma, lo que provocó la proyección de piedras y cenizas”, explicó a la televisión un vulcanólogo de la universidad de Nagoya.

“De los 303 senderistas censados el sábado antes de escalar (además de los muertos y heridos encontrados) no tenemos noticias de 8, y el número de desaparecidos podría aumentar”, puesto que algunos no se registraron, indicó el vocero del Gobierno.

Varias decenas de personas más sufrieron heridas debido a la caída de rocas, o se intoxicaron a causa de la inhalación de polvo.

“Hubo un estruendo, y el humo oscureció el cielo”, explicó Shuichi Mukai, responsable de un albergue de montaña cerca de la cumbre, al describir la repentina erupción del Ontake.

Muchos de los visitantes huyeron, presos del pánico, cubriéndose la cabeza y el rostro para no asfixiarse, según los testimonios y videos de los aficionados.

Sin embargo, varias decenas de personas -entre 45 y 49, según las estimaciones de las autoridades locales- no lograron bajar y pasaron la noche en los refugios.

El vapor continuaba escapando el domingo de la cima del volcán, y existe el riesgo de que caigan cenizas en un radio de 4 km, advirtió la agencia meteorológica.

Nadie hubiera imaginado la erupción de ese tipo de montaña. Yo no podía creerlo”, dijo un miembro de un equipo de NHK que se encontraba en el lugar para filmar otro tema.

El monte Ontake no se había despertado de forma tan fuerte desde 1979, cuando el volcán escupió más de 200.000 toneladas de cenizas, de acuerdo con los medios de comunicación locales.

Una erupción de menor magnitud tuvo lugar en 1991, y el mismo volcán fue responsable de varios sismos en 2007.

AFP

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.