Desarticulado un grupo itinerante dedicado a cometer hurtos en comercios utilizando bolsos preparados para evitar las alarmas

foto_1
image-288035
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo itinerante especializado en cometer hurtos en comercios utilizando bolsos preparados para evitar las alarmas. Han sido detenidas ocho personas, seis mujeres y dos hombres, en Estepona (Málaga) y se han recuperado productos procedentes de las sustracciones valorados en más de 10.000 euros.  Los efectos eran sustraídos en establecimientos de Málaga, Granada y Cádiz y posteriormente enviados a través de empresas de transporte a Rumanía. Habrían conseguido un botín de aproximadamente 600.000 euros en tres  meses.

Las investigaciones se iniciaron a primeros de noviembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de la presencia en la localidad de Marbella de un grupo de personas, naturales de Rumanía, que se dedicaban al hurto de efectos en superficies comerciales de distintas localidades de la provincia malagueña. Paralelamente, la Policía Local de Marbella detuvo a una mujer por hurto, que resultó pertenecer a la organización que se estaba investigando.

Jornadas de “trabajo” de 12 horas diarias

Las pesquisas realizadas en torno a esta banda de ladrones permitieron a los agentes la identificación y localización de los responsables de las sustracciones y les condujo hasta un domicilio en la localidad de Estepona, donde se recuperó gran cantidad de efectos hurtados. Asimismo se hallaron dos vehículos que la red había alquilado en Santander y que utilizaba en sus desplazamientos.

Los investigados, que se distribuían en pequeños grupos formados por dos o tres componentes, centraban su actuación en establecimientos comerciales de las provincias de Málaga, Granada y Cádiz, y actuaban en jornadas de 12 horas. Los hombres eran los encargados de conducir los vehículos y de distribuir a las mujeres por las distintas superficies y ellas eran las responsables de sustraer la mercancía elegida y sacarla del local oculta en bolsos preparados para evitar que saltaran las alarmas a la salida. Ya en el exterior las esperaban los conductores, que las trasladaban hasta otro de sus objetivos para finalmente regresar juntos a la vivienda que ocupaban en Estepona. Todos los efectos sustraídos eran enviados posteriormente a Rumanía, país de origen de los arrestados, a través de empresas de transportes también rumanas.

Durante el operativo han sido detenidas ocho personas, seis mujeres y dos hombres. Además se ha practicado un registro domiciliario en Estepona, donde se han intervenido, entre otros efectos, 2.585 euros en efectivo, numerosos teléfonos móviles, tarjetas prepago, prendas de vestir con sus etiquetas, dispositivos de alarmas antihurto, herramientas para quitar las alarmas y numerosos bolsos preparados para evitar las alarmas. Según las averiguaciones policiales habrían logrado apoderarse, desde finales de septiembre hasta su detención, de un botín de más de 600.000 euros.

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Urbana de la Brigada de Policía Judicial de Marbella.


Leave a Reply

Your email address will not be published.