De acuerdo con la demanda, presentada en la Corte Superior de Los Ángeles por Mark Burton, ex esposo de la ex novia de Carrey Cathriona White, el actor “usó su inmensa riqueza y posición de fama” para obtener opiáceos para White.

Acusan que el actor compró las drogas que causaron la muerte de su ex novia

Burton asegura que el actor compraba drogas con el nombre de Arthur King y luego “dio pasos para ocultar y confundir su implicación y culpabilidad” tras la muerte de White. No fue posible contactar con el representante de Carrey para que hiciera comentarios al respecto.

En la demanda se dice que Carrey estaba obsesionado con controlar y manipular a su pareja, con quien tenía una relación intermitente desde 2012. Además en el texto se señala que el actor podía manipular las cámaras de videovigilancia en una casa de Los Ángeles en la que White se quedaba en algunas ocasiones.

El artista y su asistente estaban presuntamente al tanto de que White, de 30 años, no salió de la casa en más de un día en septiembre, cuando murió, pero no actuaron.

Las informaciones de la prensa en el momento de la muerte de White decían que Carrey y ella habían roto unos días antes. Ante de morir, White envió un mensaje en su cuenta de Twitter que decía: “Estoy desactivando mi Twitter, espero haber sido una luz para mis personas más cercanas y queridas”.

Según el juzgado de instrucción, White se quitó la vida con una sobredosis de una cantidad letal de medicamentos recetados. La demanda afirma que los tres botes de pastillas que se encontraron junto al cuerpo estaban a nombre de Arthur King