Déjà vu ¿Reconocerías a alguien de tu vida pasada?

origen-d--j---vu.jpg-
image-413616
¿Alguna vez has experimentado la extraña sensación de Déjà vu, el presentimiento de que has estado en un lugar determinado y experimentado ese momento antes?

Déjà vu (/deʒa vy/, en francés ‘ya visto antes’) es un tipo de amnesia del reconocimiento (en contraposición a las paramnesias del recuerdo) de alguna experiencia que sentimos que ya hemos vivido previamente.

La experiencia del déjà vu suele ir acompañada por una convincente sensación de familiaridad y también por una sensación de «sobrecogimiento», «extrañeza» o «rareza». La experiencia «previa» es con frecuencia atribuida a un sueño, aunque en algunos casos se da una firme sensación de que la experiencia «ocurrió auténticamente» en el pasado.

La experiencia de déjà vu parece ser muy común. En estudios formales, el 60% o más de la población afirma haberla experimentado al menos una vez. También se encuentran referencias a la experiencia de déjà vu en literatura del pasado, lo que indica que no es un fenómeno nuevo. Ha sido extremadamente difícil invocar la experiencia del déjà vu en el laboratorio, por lo que se han realizado pocos estudios científicos. Recientemente, los investigadores han hallado formas de recrear esta sensación usando hipnosis

 

Nosotros no somos los únicos que hemos vivido varias vidas, nuestros seres queridos también han vivido sus propias vidas pasadas. Y por lo general viajamos en los mismos círculos, con los mismos problemas. Normalmente, las personas con las que compartimos nuestras vidas pasadas son con las que compartimos nuestra vida actual. Volviendo a aparecer, pero con papeles diferentes. Por ejemplo, tu marido o mujer en una vida anterior podría ser tu hermano o hermana en esta vida. O una persona con la que no tienes afinidad en esta vida podría haber sido tu mejor amigo en una vida anterior.

Pero en ciertas ocasiones, esta experiencia va mucho más allá de lo que podemos imaginar. Nos encontramos con extraños en nuestro día a día, que a veces nos hace preguntarnos si las hemos visto antes. Esto nos deja confundidos, ya sea por un segundo, nos detenemos a pensar si hemos visto a esa persona antes, a veces hasta el punto de ser capaces de anticiparse a lo que va a decir esa persona, o sentir que la persona desconocida lleva toda la vida con ella. Es en ese momento en que cambia por completo la vida y las creencias actuales.

Este tipo de conexiones son fáciles de detectar, pero ¿qué pasa con aquellas conexiones que pueden extenderse a través de varias vidas?

¿Cómo las reconocemos?

En primer lugar, tenemos que entender que a veces las almas con las que tienen la conexión más profunda y con los que hemos elegido para aprender y crecer, son las que están para enseñarnos las lecciones más profundas. Y a veces estas lecciones no son fáciles. El hecho de que dos personas se hayan conocido en una vida anterior no quiere decir que todo será amor, paz y felicidad.

Puede haber muchas razones para que haya ocurrido este contacto. Uno u otro tiene un trabajo que hacer en esta vida, y hasta que esto no suceda continuará este contacto indefinidamente, al igual que los estudiantes que tienen que volver a hacer el examen hasta que lo aprueban. También es posible que hayamos escogido a esa persona para “trabajar” a través de esta vida ya que podemos tener varias “almas gemelas”. Hay que recordar que alma gemela no es necesariamente una pareja sentimental, puede ser alguien con la que hemos elegido para formar una conexión en varias vidas; que pueden aparecer en distintos momentos de nuestra vida con el fin de ayudarnos a aprender algo en particular.

Conexión

  • Ten la mente abierta cuando conoces a cualquier persona nueva. Es importante enfocarte en sus ojos cuando te presentan a alguien. Los ojos te atraerán o no te provocarán nada.
  •  Permanece presente en el momento. Si los ojos te atraen, no juzgues lo que sientes. Déjate llevar por la conversación.
  • Presta atención al lenguaje corporal de la persona y también al tuyo. Sin motivo alguno, puede que sientas que el tiempo se detiene cuando hablas con esta persona. Puede que te pongas nervioso y ansioso. Presta atención a estos sentimientos.
  • Registra tus experiencias. Si existe una conexión fuerte, probablemente ya has conocido a esta persona en una vida pasada. El conocimiento está en algún lugar dentro de ti. Puede que lo niegues, pero dentro tuyo, lo sabes.
  • Visita a un terapeuta de hipnosis que se especialice en transgresiones de vidas pasadas si deseas averiguar sobre los detalles de la conexión. Un hipnotizador puede ayudarte a descubrir tu pasado e incluso a curar partes de él que estén interfiriendo con tu vida actual.

Experiencias de vida compartidas

  • Mantén un diálogo abierto con las personas. Si tienes una conexión con alguien que acabas de conocer, puedes conocerlo mejor preguntándole cosas sobre su vida. A cambio, contesta sus preguntas de forma honesta. Si hay alguna similitud, toma nota mentalmente.
  • Registra tu conversación. Escribe las similitudes y las diferencias. Asegúrate de escribir los detalles de la conversación.
  • Mantente en contacto con esta persona y descubre más cosas que tengan en común. Puede que te des cuenta que no hay una conexión suficiente como para continuar. Sin importar tu decisión, sé disciplinado con tu conciencia y tu diario de experiencias.

¿Qué señales debemos buscar para encontrar personas de nuestras vidas pasadas?

A continuación, algunas señales de que podrían indicar podríamos que hemos conocido a alguien de nuestras vidas.

Una conexión positiva inmediata: ¿Alguna vez has conocido a alguien e inmediatamente ha sido capaz de compartir tus sentimientos y vulnerabilidades? Es probable que tu alma haya reconocido a la persona y sepa instintivamente que se trata de alguien que has amado o de mucha confianza en una vida pasada.

Una reacción negativa inmediata: No nos limitamos a encontrarnos con personas que hemos querido. También nos encontramos con gente que hemos odiado. Los encuentros con personas de vidas pasadas no solo son con personas queridas, también con nuestros enemigos. De hecho, nuestros enemigos son nuestros mejores maestros. Si tienes una reacción negativa inmediata a alguien, podría ser para algo que sucedió en una vida pasada.

 

Experimentar una fuerte sensación de Déjà vu: Ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre los orígenes del Déjà vu. Si experimentas el Déjà vu cuando estás con una persona en particular, es probable que los dos hayáis compartido una vida pasada.

Una conexión telepática. ¿Hay alguien en tu vida que sabes lo que piensa antes de que lo vaya a decir y viceversa? Si es así, hay una buena probabilidad de que los dos hayáis compartido muchas vidas juntos. Almas que comparten cursos de la vida tienden a tener una conexión más profunda que las almas que están interactuando solo por primera vez. Si la conexión es a un nivel subconsciente, es posible que hayáis estado juntos mucho antes.

Solo una mirada: Esta es una característica muy común en las almas gemelas. Si te encuentras con alguien y reconoces sus ojos es probablemente que hayáis estado juntos en vidas anteriores. Mientras que nuestros cuerpos cambian de una vida a la otra, nuestros ojos permanecen igual, de manera que os podáis reconocer en la siguiente vida.

Relaciones cortas pero intensas. ¿Alguna vez has conocido a alguien y has compartido una relación intensa, que ha terminado en cuestión de meses o incluso semanas? En ocasiones tenemos asuntos no resueltos con alguien de una vida pasada, pero no necesitamos mucho tiempo para resolverlo. Una corta e intensa relación puede proporcionar un final que ambas partes necesitan. Mientras que tal relación puede ser dolorosa y confusa en la vida presente, puede ser que ambas partes tuvieran que llegar a cierto nivel subconsciente para resolver una experiencia del pasado. Esa relación podría ser la clave principal en la ayuda a alcanzar los sueños en tu vida actual.

 

¿Y qué debemos aprender de estos encuentros?

Conocer más sobre las vidas y relaciones pasadas pueden ser la clave en la vida actual. Si hay algo que no se aprendió en una vida pasada, esas lecciones serán particularmente poderosas en éste. El universo quiere asegurarse de que no repitas los errores. ¿Estás pasando por un momento muy doloroso o traumático?

Es posible que estés tratando con un problema de una vida pasada. Cuanto más pronto te des cuenta, antes determinarás lo que tienes que aprender, y antes te liberarás de esa carga. Además, serás capaz de reconocer tu alma gemela, entender el porqué de ciertos errores, entender la extraña conexión instantánea con alguien y, por último, lograr ese objetivo que te está siendo tan difícil de alcanzar.

¿Alguna vez has conocido a alguien de tus vidas pasadas? ¿Has sido capaz de reconocerla? Comparte tu experiencia.

Historia

Este término fue acuñado por el investigador psíquico francés Émile Boirac (1851-1917) en su libro L’Avenir des sciences psychiques (El futuro de las ciencias psíquicas), basado en un ensayo que escribió mientras estudiaba en la Universidad de Chicago. Es el fenómeno de tener la fuerte sensación de que un evento o experiencia que se vive en la actualidad se ha experimentado en el pasado. El psicólogo Edward B. Titchener, en su libro Un libro de texto de Psicología (1928), explica el déjà vu como causado por una persona que tenga una breve visión de un objeto o situación, antes de que el cerebro ha terminado de «construir» una percepción consciente total de la experiencia. Una “percepción parcial” tal luego se traduce en una falsa sensación de familiaridad. Enfoques científicos rechazan la explicación de déjà vu como “precognición ” o “profecía”, sino más bien lo explican como una anomalía de la memoria, lo que crea una impresión distinta que una experiencia es “ser recordado”. Esta explicación se apoya en el hecho de que el sentido de “recuerdo” en el momento es fuerte en la mayoría de los casos, pero que las circunstancias de la experiencia “anterior” (cuando, dónde y cómo ocurrió la experiencia anterior) son inciertos o cree que es imposible.

A medida que pasa el tiempo, los sujetos pueden exhibir un fuerte recuerdo de tener la experiencia “inquietante” de sí mismo déjà vu, pero poco o ningún recuerdo de los detalles del evento(s) o circunstancia(s) que han sido objeto de la experiencia de déjà vu en sí (los acontecimientos que se estaban “recordando”). Esto puede ser el resultado de un “solapamiento” entre los sistemas neurológicos responsables de la memoria a corto plazo y los responsables de la memoria a largo plazo, lo que resulta en (memorias) de los últimos acontecimientos erróneamente siendo percibidos como en el pasado más lejano. Una teoría es que los eventos se almacenan en la memoria antes de que la parte consciente del cerebro incluso reciba la información y la procese. Sin embargo, esta explicación ha sido criticada argumentando que el cerebro no sería capaz de almacenar información sin una entrada sensorial primero.

Otra teoría sugiere que el cerebro puede procesar la información sensorial (quizás todas las entradas sensoriales) como una “memoria en curso”, y que por lo tanto durante el evento en sí uno cree que es un recuerdo del pasado. En una encuesta, Brown había llegado a la conclusión de que aproximadamente dos tercios de la población han tenido experiencias déjà vu. Otros estudios confirman que el déjà vu es una experiencia común en individuos sanos, con entre el 31 % y el 96 % de las personas que reportan la misma. Experiencias de déjà vu que son inusualmente prolongadas o frecuentes, o en asociación con otros síntomas como alucinaciones, es un indicador de enfermedad neurológica o psiquiátrica.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.