Declaración del Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, sobre el ataque al convoy humanitario en Alepo, Siria

14373950_1254786817914287_1915680881_n
image-422568
NUEVA YORK,
– “Todos aquellos que tienen conciencia deben condenar el ataque a un convoy de ayuda humanitaria en Alepo, que ha matado y herido a trabajadores humanitarios.

“El convoy de varias organizaciones transportaba suministros humanitarios que se necesitan desesperadamente para decenas de miles de personas en situación extrema.

“Los camiones que transportaban suministros de UNICEF de salud, nutrición, educación, agua, saneamiento e higiene fueron severamente dañados en el ataque.

“Estos suministros eran para los niños que ya han sufrido más de cinco años de guerra. Cinco años de desprecio por su vida, su bienestar y su futuro.

“Nuestro más profundo pésame a las familias de los que murieron en este ataque despiadado. Nuestros pensamientos están con todos aquellos que resultaron heridos. Estos héroes arriesgaron sus vidas – y perdieron sus vidas – trabajando para salvar a otros en una catástrofe humana que se ha prolongado durante demasiado tiempo, y está costando demasiadas vidas”.

“Honramos mejor su trabajo si seguimos adelante. UNICEF mantiene su compromiso de entregar la ayuda a los más de seis millones de niños y sus familias que están en necesidad desesperada de asistencia.

“Llamamos de nuevo a todas las partes en el conflicto a cumplir con sus obligaciones bajo el derecho internacional humanitario de proteger a la población civil y la infraestructura civil, y facilitar el acceso incondicional, sin trabas y sostenido a las personas en desesperada necesidad dondequiera que se encuentren en Siria.”

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.


Leave a Reply

Your email address will not be published.