3600_Banner_TR_980x90

De Guindos reconoce que “ha debido de fallar algo” en la venta del Popular pero apunta a la entidad

Luis-de-guindosAGENCIAS El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, ha defendido la venta del Banco Popular al Santander en aplicación del mecanismo europeo de resolución porque la “alternativa”, asegura, hubiera sido ir a un concurso de acreedores ordinario, donde los depositantes del banco -entre ellos “más de un millón de hogares”- hubieran “sufrido enormes retrasos e incertidumbres” a la hora de recuperar sus ahorros. El Popular se convirtió el pasado miércoles en el primer banco intervenido por autoridades europeas.

En su declaración este lunes ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, De Guindos, que ha reconocido que el Popular se había convertido en un “banco zombi”, ha defendido que “se ha aplicado de forma estricta la normativa europea” y ha subrayado que no se ha gastado “ni un euro de dinero público” al contrario que lo que pasó con Bankia hace cinco años.

Con el mecanismo de resolución europeo -intervención y liquidación de un banco- las entidades se sanean con fondos propios y no con dinero público. Son los accionistas y los acreedores los que pierden su dinero, pero los depositantes tienen garantizados sus ahorros.

En este sentido, de Guindos ha recordado que, a 5 de junio, el Banco Popular, que era la sexta entidad financiera en España, contaba con más de 60.347 millones de euros en depósitos, de los que unos 35.900 millones correspondían a personas físicas, y otros 8.300 millones a pymes, informa Efe. “Se ha logrado salvaguardar totalmente los intereses de los depositantes“, algo que “no es baladí a la luz de las cifras”, ha subrayado según recoge Europa Press.

Sé que es doloroso para los accionistas, pero en un concurso hubieran perdido todo también

“Sé que es doloroso para los accionistas”, ha señalado De Guindos sobre que los 300.000 que han perdido toda su inversión, pero ha añadido que en un concurso de acreedores “hubieran perdido todo” también. “En estas circunstancias se tiene que elegir”, ha añadido el ministro, que ha defendido la resolución como una opción “infinitamente mejor” que el concurso.

De Guindos pide “mirar más en la propia entidad” que en los supervisores

El ministro se ha defendido de las acusaciones de la oposición sobre el papel jugado por los organismos supervisores en la crisis del Popular y ha asegurado que él mismo defendió la “solvencia” del banco porque así se lo habían trasladado el Banco de España y el Banco Central Europeo.

“Ha debido de haber algo que ha fallado, pero a lo mejor deberíamos mirar más en la propia entidad“, ha añadido De Guindos, quien ha criticado también durante su intervención que, el pasado 10 de abril, el entonces presidente de la entidad, Emilio Saracho, anunciara que el banco necesitaba capital pero sin detallar “un plan de actuación concreto”.

Sobre la fuga de depósitos por partes de las administraciones públicas antes de la resolución y posterior venta del Popular, De Guindos ha señalado que “hubo comunidades autónomas y ayuntamientos que retiraron cantidades fuertes del banco” pero que la Seguridad Social mantuvo un saldo muy superior a la media registrada en los últimos meses.

El ministro ha explicado, además, que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, ha solicitado información al auditor de Popular, PwC, en relación con la reexpresión de sus cuentas correspondientes al ejercicio 2016.

De Guindos revela que se contactó con cinco entidades

El ministro de Economía ha desvelado que en el proceso de venta del Banco Popular, que fue “abierto, transparente y neutral”, se contactó con cinco entidades para que presentaran ofertas y que solo dos firmaron acuerdo de confidencialidad, informa Efe.

Finalmente ganó la oferta presentada por el Banco Santander, que se adjudicó la entidad por un euro, como ha recordado de Guindos, que ha señalado que si no hubiera sido liquidado por las autoridades europeas el pasado miércoles, la entidad no hubiera podido “abrir sus puertas y hubiera entrado en concurso de acreedores”.

Además de subrayar que el rescate del Popular no se ha hecho con dinero de los contribuyentes, el ministro de Economía ha defendido que la operación no ha supuesto “ningún riesgo de contagio entre el riesgo bancario y el soberano” y ha subrayado que las cotizaciones de las entidades financieras “más significativas” no se han visto afectadas.

En su primera intervención, sin embargo, De Guindos ha evitado hablar de la caída bursátil de Liberbank. La CNMV ha prohibido este mismo lunes las ventas en corto sobre esta entidad para frenar la especulación que el organismo relaciona como “muy probable” con lo ocurrido con el Popular.

La oposición critica al Gobierno por el papel de los supervisores

El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, ha criticado el papel de los supervisores y de los gestores españoles, que ha calificado de “pésimo y lamentable” al mantener un “banco zombi” durante cinco años.

Saura también ha advertido de que la intervención del Popular podría tener un coste para el erario público de unos 1.800 millones de euros por la contabilización de créditos fiscales con el aval del Estado, que en el caso de la entidad financiera liquidada ascendió a esta cantidad, y ha recordado la modificación del Impuesto de Sociedades para que las entidades financieras pudieran contabilizar los créditos fiscales como capital regulatorio.

En este sentido ha dicho que el ministro miente cuando afirma que la intervención no tendrá consecuencias para los contribuyentes. “Nos ha engañado cuando dice que no nos va a costar un euro”, ha aseverado Saura, tras incidir en que “dejar que se llegue a esta situación es algo gravísimo”.

Por su parte, el portavoz de Economía de Podemos, Alberto Montero, ha criticado que el Gobierno haya “entregado el Popular a precio de saldo” y que haya facilitado “un pelotazo al Santander”.

Ha recordado que el Banco Santander espera obtener una rentabilidad de entre el 13% y el 20% con esta compra y ha lamentado que no se haya actuado con el Banco Popular como hoy se ha hecho con Liberbank al prohibir las operaciones a corto.

El diputado de Ciudadanos Toni Roldán ha valorado que las “nuevas reglas europeas y la unión bancaria funcione” y que se haya roto la conexión entre el riesgo bancario y el soberano.

Sin embargo, ha criticado que no hubiera un control durante la ampliación de capital que hizo el Popular en mayo de 2016, cuando colocó 2.500 millones de euros y que “no se viera que podría haber algún problema más”.

La portavoz de Esquerra Republicana Ester Capella ha recriminado a de Guindos que “fallen las auditoras” en los bancos y ha criticado la “negligencia” de los controladores, que han puesto en cuestión la confianza del sistema financiero.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.