De Guindos admite que la designación del puesto para Soria es “discrecional” pero “no de carácter político”

Para todos los públicosde-guindos

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha reconocido que el puesto de director ejecutivo del Banco Mundial para el que el Gobierno postuló al exministro José Manuel Soria, quien después renunció al mismo, es de “designación discrecional“, pero al mismo tiempo ha negado que se trate de un nombramiento de carácter político y ha insistido en que no está investigado ni inhabilitado judicialmente para ese puesto.

Ese “carácter discrecional” en la designación del puesto de director ejecutivo del Banco Mundial, según ha asegurado, se da “en la mayor parte de países” del entorno y en el caso de España, ha continuado, el procedimiento que se sigue es “de mayor concurrencia y transparencia” y que en este caso se dio la oportunidad a más de 250 funcionarios, técnicos y diplomados comerciales del Estado.

En su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, el ministro ha confirmado que la elección de un candidato para este puesto no se rige por el Estatuto Básico del Empleado Público ni por las normas administrativas españolas y que la propuesta compete al secretario de Estado de Economía.

Además, ha rechazado que hubiera alguna circunstancia que hiciera al exministro de Industria José Manuel Soria incompatible con el cargo según el código de conducta del Banco Mundial.

De Guindos defiende que el proceso “goza de transparencia”

La propuesta de Soria como director ejecutivo del Banco Mundial acaba “en una no designación”, pese a que, según De Guindos, “desde el punto de vista técnico resultaba adecuada” y a que el proceso, ha insistido, “goza de concurrencia y transparencia”.

De Guindos ha asegurado que se trata de un nombramiento “técnico” que no requiere la participación del Gobierno y que es la comisión de evaluación la que valoras las candidaturas para elegir al candidato que más se ajusta al perfil requerido.

El exministro de Industria, Energía y Turismo era el que “presentaba el perfil más adecuado” entre los 25 candidatos que se postularon a la primera convocatoria del procedimiento que se hizo en enero y después quedó suspendida hasta que, según ha explicado, volvió a convocarse en junio.

Soria sacó la mejor puntuación de entre los diez candidatos que se presentaron a la convocatoria de junio, dentro un procedimiento solo notificado a los Técnicos Comerciales y Diplomados Comerciales del Estado, que son los únicos que han accedido a los puestos en las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) en los últimos 30 años.

La segunda mayor nota fue la obtenida por el exsecretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, que se presentó al mismo puesto y que ha sido finalmente el candidato propuesto tras la renuncia de Soria a petición del Gobierno.

El ministro de Economía en funciones ha apuntado a “las circunstancias” de la dimisión de Soria y al “contexto político que vive España” como principales causantes de que, según considera, “una decisión administrativa adquiera dimensiones políticas”. Todas esas circunstancias son las que, según De Guindos, llevaron al Gobierno a pedir a Soria que renunciara a la designación el pasado 6 de septiembre.

De Guindos ha comparecido en esta comisión a petición del PP para dar cuenta de la representación de España en los organismos financieros internacionales, aunque el PSOE y Podemos habían exigido que lo hiciera en un Pleno, para dar explicaciones sobre su designación por parte del Gobierno y su posterior renuncia al puesto de director ejecutivo del Banco Mundial tras las críticas de la oposición y desde el propio PP.

El PSOE acusa al ministro de “mentir”

PSOE, Podemos y Ciudadanos han coincidido en sus intervenciones en la Comisión de Economía en exigir al Gobierno “responsabilidad” por la decisión de designar a Soria para el puesto de director ejecutivo del Banco Mundial.

El diputado del PSOE, Pedro Saura, ha abierto la ronda de preguntas acusando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Economía en funciones de “mentir” y de “engañar a los ciudadanos” con el proceso de designación del exministro José Manuel Soria como candidato al puesto de director ejecutivo del Banco Mundial.

“Tres grandes mentiras”, a su juicio, se han producido: ni era un puesto para funcionarios, ni se desarrolló por concurso público ni se cometía una ilegalidad si a Soria no se le asignaba el cargo en el Banco Mundial, como De Guindos apuntó en su momento, según ha apuntado el diputado socialista.

El PSOE critica, ha señalado Saura, que una persona que “ha tenido empresas en un paraíso fiscal”, según la investigación periodística publicada en los ‘Papeles de Panamá’, haya sido nombrado “para representar a España a nivel internacional“.

Según sus palabras, la propuesta para que el exministro canario recalara en el Banco Mundial era “un nombramiento político“, en absoluto administrativo y ha concluido su intervención diciéndole al ministro que por todo ello “no es digno de estar en el Gobierno”.

Si mintió debe dimitir ipso facto

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha sustituido al portavoz de Economía de Unidos Podemos, Alberto Montero, según recoge Servimedia y en sus propias palabras, para dar “más visibilidad” a la comparecencia, ha exigido al ministro de Economía que pruebe que no mintió sobre el nombramiento de José Manuel Soria para un cargo en el Banco Mundial y ha dicho que si se demuestra que es así debe “dimitir ipso facto”.

Iglesias ha planteado seis preguntas al ministro, una de ellas para que aclare si mintió cuando en junio aseguró que el titular de Industria no iba a ser nombrado para ese puesto y ha recordado que entonces el ministro de Economía negó que Soria fuera a sustituir a su sobrina, Beatriz de Guindos, en el Banco Mundial. “¿Nos mintió?: si se prueba tiene que dimitir ipso facto”, ha dicho antes de terminar pidiendo a De Guindos que deje claro si hubo o no concurso para el nombramiento.

Ciudadanos: “Era un traje hecho a medida para el exministro”

Después ha intervenido el portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Economía del Congreso, Toni Roldán, que ha pedido al Gobierno que asuma la responsabilidad de sus actuaciones. “Alguien tiene que asumir la responsabilidad política por el nombramiento de Soria al Banco Mundial. No sé si la vicepresidenta, usted o el señor Rajoy, pero es tiempo de que empiecen a cambiar las prácticas opacas y los dedazos impunes en este país”, ha concluido.

Roldán ha asegurado que el puesto para director ejecutivo del Banco Mundial era “un traje hecho a medida” para el exministro de Industria José Manuel Soria y un cargo elegido “a dedo” para un “amigo del presidente”, Mariano Rajoy.

Desde las filas de ERC, la diputada Ester Capella ha asegurado que el caso Soria es un “cúmulo de mentiras” del Gobierno, para apuntar la “inadecuación, incompetencia y falta de idoneidad” del exministro de Industria para el cargo en el Banco Mundial y que más allá de la vinculación con los ‘Papeles de Panamá’, la gestión de Soria en el Ministerio de Industria “no es para tirar cohetes”.

PNV y Grupo Mixto ven “un nombramiento político”

Por su parte, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha calficado como “inapropiado” y una “metedura de pata en términos políticos” la designación de Soria para el Banco Mundial, ya que, ha dicho, es una persona que “está políticamente inhabilitada para ocupar cargos de responsabilidad internos o externos”, aunque cumpla criterios técnicos.

Mientras, por el Grupo Mixto ha intervenido el diputado de CDC Ferrán Bel, quien ha apuntado que presenta numerosas “dudas” el proceso de designación de Soria, que fue un “nombramiento político” y que negarlo hace perder al Gobierno la “poca credibilidad que les podría quedar”.

También por el Grupo Mixto, el diputado de Compromís Joan Baldoví ha considerado que todo el proceso ha sido un “despropósito”, que ha habido “explicaciones contrarias” y que ha quedado “claro” que se han dicho “muchas mentiras“.

Por último, el portavoz del PP en el debate, Eloy Suárez, afirmó que el proceso de designación del cargo de director ejecutivo para el Banco Mundial ha tenido “mayor transparencia y concurrencia” que en comparación con otros países del entorno de España, y ha considerado que uno de los objetivos de la Comisión “era desgastar a un buen ministro que ha sacado al país de prácticamente el borde del abismo”.

Los grupos han aprobado en votación por unanimidad, antes del comienzo de la comparecencia, modificar el orden de los asuntos a tratar y que el caso Soria fuera el primer tema sobre el que dé explicaciones De Guindos, cuando en un principio estaba previsto que empezara a informar sobre la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2016.


Leave a Reply

Your email address will not be published.