Cultura recibe la donación de cinco obras de Ignacio Pinazo Camarlench para el Museo de Bellas Artes

El Péndulo | Redacción.– La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte ha publicado en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) las resoluciones por las que se aceptan las donaciones de un total de siete obras pictóricas y escultóricas con destino al Museo de Bellas Artes de Valencia.

En concreto, se trata de cinco obras de Ignacio Pinazo Camarlench, y dos esculturas de bronce de Octavio Vicent Cortina y de José Esteve Edo. Todas estas obras donadas pasan a formar parte del patrimonio cultural valenciano y quedan depositadas en el Museo de Bellas Artes de Valencia para su exhibición pública, por lo que la conselleria valora significativamente esta aportación que ejemplifica el compromiso de los ciudadanos con el patrimonio valenciano y con las iniciativas culturales.

En concreto, se trata de cinco obras de Ignacio Pinazo Camarlench, y dos esculturas de bronce de Octavio Vicent Cortina y de José Esteve Edo.
image-416554

En concreto, se trata de cinco obras de Ignacio Pinazo Camarlench, y dos esculturas de bronce de Octavio Vicent Cortina y de José Esteve Edo.

En concreto, en el caso de las obras de Ignacio Pinazo Camarlench, el pasado día 23 de agosto María Teresa Cerezo García-Verdugo y José Joaquín García Lloscos hicieron entrega de un dibujo que representa a un niño de pocos meses, realizado con lápiz sanguina y tiza blanca, de 28 x 15 cm; y un álbum de dibujos de 16 x 11, 5 cm con ocho láminas dibujadas con grafito que representan: cuatro de ellas al mismo niño del dibujo, dos de las cuales están fechadas en julio de 1883; dos a un niño de mayor edad, en torno a los cinco años, y las otras dos a personajes masculinos.

El niño de corta edad es, sin duda, Ignacio Pinazo Martínez, hijo pequeño del pintor Ignacio Pinazo Camarlench, nacido en Valencia el 30 de abril de 1883. El niño mayor es José Pinazo Martínez, hijo mayor del pintor valenciano, que nació en Roma en 1879. Los personajes masculinos han acudido a visitar al recién nacido. El álbum es el relato gráfico de lo que aconteció en la casa familiar el 11 de julio de 1883.

Los donantes han manifestado su voluntad de contribuir con esta aportación a la conmemoración del Año Pinazo, así como su deseo de que estas obras se integren en el patrimonio valenciano, y han expresado que en estos momentos se dan las circunstancias sociales y culturales oportunas para realizar la donación.

Asimismo, la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia también ha realizado la donación de las obras ‘Ignacio jugando con los brazos abiertos’, ‘Ignacito siendo cambiado’ y ‘José e Ignacio’. Estas obras fueron adquiridas en 2014 por la asociación para ser donadas al museo.

Pinazo Camarlench trazó una biografía dibujada y pintada de sus hijos que inició con sus respectivos nacimientos y que culminó con el cuadro ‘Lección de Memoria’, retrato de Ignacio Pinazo Martínez, premiado en 1899 con Medalla de primera clase y adquirido por el Estado, hoy en la colección del Museo Nacional del Prado. Este cuadro formará parte de la exposición “Ignacio Pinazo, la historia y el retrato. De la gran tradición al modernismo” que se inaugurará el próximo día 4 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Valencia. Asimismo, el dibujo con lápiz sanguina y tiza se expondrá en la exposición que sobre el estudio del cuerpo humano está organizando l’Ajuntament de València y que se inaugurará a finales del mismo mes.

Esculturas de bronce

En cuanto a las esculturas de bronce han sido donadas por Ana Alfaro Hofmann en nombre de la familia Alfaro Hernández, también pasarán a formar parte del patrimonio cultural valenciano y quedan depositadas en el Museo de Bellas Artes de Valencia para su exhibición pública. Se trata de ‘Labrador valenciano’, de Octavio Vicent Cortina, y ‘Mujer con caracola’, de José Esteve Edo. La entrega en calidad de depósito de estas obras se produjo en noviembre de 2014.

Octavio Vicent es considerado uno de los escultores valencianos más clásicos de la renovación figurativa. Comienza relacionándose con la tradición clásica renacentista, pero poco a poco, va modernizándose, sin llegar a romper los cánones académicos basados en la técnica y el ideal estético. En cuanto a Esteve Edo fue un adelantado del nuevo orden escultórico que divergía de la tradición figurativa seguida desde el siglo XIX. Su mayor aportación a la escultura está ligada al humanismo renacentista, y fue miembro fundador del Grupo Parpalló.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.