Cuatro grandes constructoras, implicadas presuntamente en el desvío de fondos de las obras del AVE a Murcia

UNISED se reúne con la ministra de Fomento para desbloquear el cierre del corredor ferroviario Valencia-Castellón.
image-433019
Cuatro grandes constructoras, las adjudicatarias Acciona Infraestructuras, Dragados, Sacyr y Constructora San José, habrían formado parte del desvío de fondos públicos de ADIF por algo más de 17,6 millones de euros en las obras del AVE a Murcia. Así lo asegura un informe del equipo de delincuencia económica de la Guardia Civil al que ha tenido acceso la Cadena SER y que se engloba en la denominada Operación César.

Esta operación, dirigida por un Juzgado de Instrucción de Murcia, investiga un presunto fraude que se habría cometido en las obras de reposición de las redes de regadío afectadas por el tramo del AVE comprendido entre Crevillente (Alicante) y Murcia, según señala EFE. En el epicentro de la trama aparecen exresponsables de ADIF -entre ellos el que fuera su jefe de Infraestructuras para la zona de Levante, José Luis Martínez Pombo, investigado en el caso- y la constructora murciana Obras Marimar SL, que habría actuado como subcontratista, tal y como adelantó en julio La Verdad de Murcia.

Según el informe de la benemérita citado este lunes por la Cadena Ser, el dinero (que Guardia Civil y Agencia Tributaria cifraron en agosto en esos 17.638.754, 47 euros durante el periodo 2011-2014) se habría desviado mediante unas obras hidráulicas que no se hicieron y que se camuflaron con facturas falsas.

“Todas estas maniobras de desvío de fondos, dada su enorme magnitud, era improbable que pudiesen realizarse sin el concurso o conocimiento de las adjudicatarias principales y lógicamente de las personas responsables de dichas adjudicatarias relacionadas con las obras”, dice el documento citado por la Ser, que señala también que las constructoras a las que se hace referencia en este informe son Acciona Infraestructuras, Dragados, Sacyr y la Constructora San José.

Según los investigadores, citados por La Verdad de Murcia y El Español, los 17,6 millones de euros fueron a parar a responsables de ADIF, directivos de la empresa Obras Marimar, y a la cúpula del Juzgado de Aguas de Orihuela, que habría participado en la trama delictiva.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) anunció el pasado mes de agosto que se personaría como acusación particular en la causa tras hacer un detenido estudio y concretar los daños y perjuicios que puede haber sufrido en la adjudicación de las obras de reposición de las redes hidráulicas que se vieron afectadas por ese tramo del AVE, según recogió en ese momento la Agencia EFE.

ADIF está también siendo investigada por pagos indebidos en el trazado del AVE a Barcelona. La Guardia Civil detuvo el pasado mes de junio a 14 empleados de la empresa pública en una operación contra una red acusada de inflar facturas para generar un presunto sobrecoste de más de 80 millones de euros en tres obras del AVE en la zona de la estación de La Sagrera, en Barcelona.


Leave a Reply

Your email address will not be published.