Cuatro de los cinco grupos municipales respaldan la derogación del PEPRI de El Cabanyal

Valencia Noticias | Redacción.- Hoy se ha presentado en la Junta de Gobierno Local una moción que será debatida en el próximo Pleno y que cuenta con el respaldo de cuatro de los cinco grupos del Ayuntamiento de Valencia, que representan –como ha señalado el alcalde Joan Ribó- “a 23 concejales, más de las dos terceras partes de los concejales de este Ayuntamiento”. Esta moción plantea “cuestiones fundamentales para el futuro de El Cabanyal”, como desistir de la modificación del PEPRI ante el Ministerio de Cultura, impulsar la rehabilitación o elaborar unas normas urbanísticas urgentes y transitorias.

cabanyal-vista-aerea

El alcalde ha señalado que esta moción, apoyada también por el Grupo Ciudadanos, “era necesaria para empezar a trabajar. Plantea en primer lugar desistir del procedimiento para tramitar el documento de adaptación del PEPRI por parte del Ministerio de Cultura”. Ribó ha recordado que hace aproximadamente un año, tras la declaración de expolio por parte del Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento hizo una modificación de las normas y ahora lo que planteamos es desistir de estas modificaciones que continuaban expoliando El Cabanyal y que recibieron decenas de miles de alegaciones”.

El segundo aspecto incluido en esta moción es instar a la Generalitat a que derogue la homologación modificativa del PEPRI de El Cabanyal, “y en tercer lugar, para garantizar la transición, lo que vamos a hacer es elaborar unas normas urbanísticas transitorias que, apoyándose en el Plan General de Ordenación Urbana, contemplen una serie de aspectos no contemplados en este Plan y que podrían dar lugar a una serie de problemas”. Estas normas urbanísticas de urgencia se  van a elaborar “para tener todas las garantías de que está totalmente protegida la zona de El Cabanyal”.

Hay un cuarto aspecto que es instar a la Generalitat a que apruebe estas normas, como es lógico. “Por lo tanto, desistimos de la modificación, pedimos que derogue la adaptación de la modificación y a partir de ahí elaboramos unas normas nuevas que ha de aprobar la Generalitat”.

En esta moción se propone encargar al concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià,  un nuevo planeamiento de El Cabanyal-Canyamelar desde tres puntos de vista fundamentales: la participación pública, el respeto escrupuloso de los valores histórico-artísticos y por supuesto, desde el respeto al decreto de expolio.

 

FRAGMENTACIÓN Y EXPOLIO

Otro aspecto  contemplado es “iniciar con urgencia, después de una auditoría de los inmuebles municipales, la rehabilitación de las viviendas de propiedad pública de las zonas de El Cabanyal-Canyamelar. Esa es nuestra palabra: rehabilitar desde el respeto, favorecer la actividad del pequeño comercio, el fomento de actividades socioculturales y turísticas y la atención a las situaciones de exclusión social, que nos preocupa mucho, como la garantía de escolarización, la atención a los servicios sociales, la limpieza de calles y plazas y otras cuestiones que ayuden a cumplir el objetivo de facilitar la mejora de la calidad de vida en el barrio”.

El alcalde ha dicho que es un acuerdo muy importante que de alguna forma cambia toda la política urbanística de El Cabanyal. “Deja atrás una etapa política que quería fragmentar El Cabanyal  y, por supuesto, expoliarlo. A partir de hoy comenzamos el camino para conseguir que El Cabanyal-Canyamelar sea un barrio que respete su patrimonio y que se desarrolle precisamente a partir de su patrimonio. Estoy seguro de que en pocos años tendremos un barrio encantador”.

Más tarde ha intervenido el segundo teniente de alcalde, Jordi Peris, para recordar que el objetivo del Ayuntamiento es contar con dinero de los fondos europeos que gestiona el Ministerio de Hacienda para poder acometer el programa de rehabilitación de viviendas en El Cabanyal. “Tenemos que preparar una estrategia integral de intervención en el barrio con carácter inmediato, para tenerla definida y cuantificada a finales de septiembre o principios de octubre y  poder optar a estos fondos europeos. Esa estrategia incluye la realización de una auditoría sobre el estado de las viviendas adquiridas por el Ayuntamiento”.

En otro momento, el alcalde Joan Ribó se ha referido a que en El Cabanyal han confluido durante los últimos años “todo tipo de problemas, desde la acumulación de chatarra en viviendas ilegales, a la suciedad o la degradación de la convivencia, por lo que son necesarias unas normas para que, por ejemplo, no se pueda hacer un fuego de campamento en plena calle a las dos de la mañana. Pero queremos establecerlas a través de un proceso de participación que convenza a la inmensa mayoría de los vecinos. Ha añadido que la  situación ha sido muy compleja. “Pasaban cosas como que, cuando  el Ayuntamiento compraba una casa, no sé bien porque mecanismos a los pocos días estaba ocupada”.

También Joan Calabuig ha intervenido sobre este asunto para resaltar que la línea de actuación del Ayuntamiento quiere contribuir a la reactivación de la economía en El Cabanyal, “dando seguridad a las personas que van a invertir allí. El nuevo gobierno de progreso quiere promover nuevas inversiones y facilitar esa promoción económica también a través de los planes de rehabilitación”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.