Cuándo tienes que darte de alta como autónomo

el-trabajador-autonomo
image-420985
La legislación vigente no resuelve las dudas entre quienes se adentran por primera vez en el mundo del trabajador por cuenta propia. No siempre está claro cuándo es necesario darse de alta como autónomo y es importante estar informados para no caer en posibles multas y situaciones de economía sumergida.
La ley prevé que debes registrarte como autónomo cuando tengas una actividad económica regular, independientemente de tus beneficio

Por lo general, cuando vamos a emprender un negocio o queremos comenzar nuestra carrera como profesionales por cuenta propia, está bastante claro que debemos regularizar nuestra situación a través del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos – RETA -. Sin embargo, existen muchísimas situaciones en las que no sabemos si realmente es obligatorio que pasemos por este trámite burocrático y, más importante aún, comencemos a afrontar el pago de las cuotas mensuales a las que estaremos obligados. Un trabajo para el que nos solicitan nuestra ayuda puntual, una colaboración al margen de nuestra actividad profesional cuya cuantía económica apenas nos genera ingresos… Veamos en qué momento debes darte de alta como autónomo para no arriesgarte a incumplir la legislación.

Lo que dice la Seguridad Social… y cómo interpretarlo

En el apartado web destinado a trabajadores autónomos, la Seguridad Social estipula que deberán de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos aquellos “trabajadores mayores de 18 años, que, de forma habitual, personal y directa, realizan una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo”.

Aquí se presentan las dos variables que debemos tener en cuenta para averiguar si, efectivamente, debemos ‘convertirnos’ en autónomos: periodicidad  y ánimo de lucro. Por desgracia, la Seguridad Social no concreta ese ‘de forma habitual’ y aquí es cuando la normativa comienza a abrirse a la interpretación. ¿Entendemos por habitual una hora al mes? ¿Una hora a la semana? En principio y como medida de precaución, siempre que la actividad que realicemos se repita en el tiempo de manera regular, deberemos considerarla habitual. Por ejemplo, se podría entender que impartir dos horas de clase a la semana es una actividad económica habitual mientras que ofrecer una ‘masterclass’ de manera esporádica y sin una planificación regular, no estaría contemplado como algo habitual.

La otra clave que contempla la normativa tampoco entierra todas las dudas. Cuando la Seguridad Social se refiere a ‘título lucrativo’, ese lucro no entiende de cantidades, por lo que, en principio, están obligados a darse de alta como autónomos tanto aquellos que ganen 50 euros a la semana como quienes ganen 500. El problema es que, para el primer caso, no sale rentable darse de alta y pagar la cuota mensual de autónomos, ya que aun con las bonificaciones pertinentes en caso de tenerlas, el beneficio mensual obtenido sería, como mucho, marginal.

La sentencia del Tribunal Supremo

Un importante matiz sobre esta situación lo han venido a aportar en varias ocasiones los tribunales de justicia. En diferentes sentencias a lo largo de los últimos 20 años  – una de las más importantes, la del Tribunal Supremo en el año 2007 –, se ha creado jurisprudencia en torno a la necesidad de que los ingresos anuales del trabajador deban ser iguales o superiores al Salario Mínimo Interprofesional. De no ser así, el trabajador podría estar eximido de darse de alta como autónomo.

La clave está en que las sentencias entienden que, al ser el beneficio del trabajador tan reducido, la actividad económica de este no puede ser entendida como habitual. Pero hay que tener cuidado a la hora de acogerse a esta ‘regla no escrita’, ya que la normativa no ha cambiado y sigue contemplando toda actividad económica independientemente del volumen de la retribución económica. En este sentido, si nuestra actividad es claramente habitual y cotidiana, deberemos convertirnos en autónomos independientemente del beneficio o pérdidas que presentemos.

Por último, lo más recomendable es que, ante la duda, acudamos a un asesor o a la propia Seguridad Social para aclarar nuestra situación, ya que el incumplimiento de la normativa podría acarrearnos una fuerte multa.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.