CSI·F entrega a Sanidad 300 firmas de afectados para revertir la privatización del servicio de cocina del hospital Doctor Moliner

El sindicato recuerda que el centro atiende a pacientes crónicos que necesitan una comida de calidad y que dispone de cocina propia

  

Pancarta colgada por los pacientes del Moliner julio 2016
image-407117
 El sindicato CSI·F ha entregado hoy en Conselleria de Sanidad un escrito reclamando que se vuelva a cocinar en el hospital Doctor Moliner los menús de las personas ingresadas en lugar de recurrir a un servicio externo. La central sindical avala su petición con alrededor de 300 firmas de pacientes y familiares y recordando los problemas con el servicio desde que empezó, a principios de julio, su externalización.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) urge a Conselleria, en su escrito, a “abordar el problema generado por la bajada alarmante de la calidad en la comida, así como su presentación y contenido”. El sindicato ya denunció la pasada semana cómo el deterioro en el servicio llegó hasta el punto de devolver la comida recibida el domingo 10 de julio por su estado de congelación y a servir, en su lugar, fiambre a los pacientes.

CSI·F, en el documento, recuerda que el hospital Doctor Moliner dispone de una cocina nueva, reformada, “con los elementos que permiten ofrecer unos menús de muy alta calidad adaptados a cada tipo de dieta”. También indica que, hasta principios de julio, “se había cocinado en el mismo hospital, sin recibir quejas y con la profesionalidad de pinches y cocineros”.

La central sindical  solicita “que se revierta los servicios de cocina en su totalidad a lo público”. Señala que cuenta con el respaldo de la dirección del recinto hospitalario y subraya, principalmente, “la importancia de ofrecer una comida de calidad a los pacientes, sobre todo en un hospital de crónicos de media y larga estancia, que permanecen durante meses ingresados”.

El sindicato hace hincapié, además, en que cocinar en el propio hospital permite “actualizar los menús en función de la aceptación de los pacientes, controlar las dietas hospitalarias, personalizar las de quienes tienen necesidades especiales o colaborar con la comisión de nutrición en la selección de productos”. Este centro hospitalario, ubicado en Serra, tiene 120 camas para tratar a pacientes con enfermedades crónicas.Delegado de CSI·F Fernando García


Leave a Reply

Your email address will not be published.