Banner-980x90-valors

CSI·F denuncia las quejas por el catering en el hospital Doctor Moliner que obliga a devolver o a tirar la comida de pacientes

Imagen de archivo
image-402869

Imagen de archivo

El sindicato ha iniciado una recogida de firmas para reclamar que el servicio vuelva a ser público y que se cocine en el mismo hospital

 El sindicato CSI·F ha iniciado una recogida de firmas en apoyo de “afectados por las comidas de catering precocinado del hospital Arnau de Vilanova de Valencia que se envían al hospital Doctor Moliner de Serra”. La central sindical también se ha dirigido a la dirección del recinto hospitalario “por el cambio a peor del servicio”. Desde principios de este mes ha pasado de prepararse en el propio hospital a traerse de Valencia.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) explica que se ha producido “una alarmante bajada de la calidad de la comida” desde que el hospital la recibe por el sistema de catering y ya no la confecciona en sus propias cocinas. La situación llegó al extremo el pasado domingo cuando, según recoge el libro de incidencias, “se ha devuelto todo lo congelado al Arnau y hemos dado fiambre en vez de pescado a los pacientes”.

CSI·F señala que la pérdida de calidad en comidas y cenas se produce a diario, hasta el punto de que muchos pacientes apenas las prueban y se tiran. Por ese motivo están proliferando las protestas. Ese hecho contrasta con el estado de los pacientes, la mayoría con más de 65 años y con estancias medias de entre tres y seis meses, por lo que especialmente necesitan de una alimentación apropiada.

El sindicato ha enviado un escrito a la dirección del hospital Doctor Moliner en el que le pide que revierta la privatización del servicio. “Desde siempre se ha cocinado en el mismo hospital sin queja alguna y con gran profesionalidad, calidad y presentación por parte de pinches y cocineros, que realizan su labor en una cocina totalmente reformada”, explica CSI·F en el documento.

La central sindical, en el escrito, informa a la dirección de que “últimamente se está registrando graves incidencias en la comida de los pacientes”. Por ese motivo el sindicato reclama “volver a la situación anterior al cinco de julio, fecha en que empezó el catering precocinado que se envía desde el hospital Arnau de Vilanova”. También recuerda que “el criterio principal ha de ser la salud de los pacientes, más aún en un hospital de crónicos de media y larga estancia”.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.