Cruz Roja alerta: se han triplicado los mayores que no pueden pagar recibos, la calefacción o una lavadora

descarga (4)
En los hogares atendidos por Cruz Roja, solo el 20% del gasto se dedica a la alimentación, de media CRUZ ROJA
AGENCIAS El porcentaje de personas mayores con privación material severa se ha triplicado desde 2012 y han comenzado incluso a endeudarse debido a que, como consecuencia de la crisis económica que comenzó en 2008, han tenido que mantener a sus hijos, ya adultos, afectados por la falta de empleo y recursos.

Privatización material severa es aquella en las que una persona no llega a una de estas tres condiciones: pagar el alquiler, la hipoteca o los recibos; calentar su vivienda; afrontar gastos imprevistos; comer carne o pescado al menos dos días por semana; ir de vacaciones una semana; tener coche; lavadora; televisión o teléfono.

Así, esta tasa ha pasado del 5,5% de 2012 al 15% de 2014 entre los 1,2 millones de personas que atiende Cruz Roja, según ha advertido el coordinador de Cruz Roja, Antoni Bruel, en la presentación de su último boletín sobre Vulnerabilidad Social.

Según los datos de Cruz Roja, el porcentaje de personas que experimentan privación material severa llega al 36,8% de los hogares atendidos por Cruz Roja (era del 38% en 2013).

Así, en la institución constan más de 488.900 personas que no pueden permitirse encender la calefacción y cerca de 300.000 que no pueden comer alimentos con proteínas tres veces por semana, 881.026 que no podrían hacer frente a un imprevisto de 600 euros y 206.675 que no van a poder afrontar con tranquilidad los próximos pagos pendientes.

Respecto a la situación económica de las personas mayores, en la ONG subrayan que la familia ha sido y es “el principal soporte” de quienes peor lo pasan. “Creíamos que el apoyo de la familia había llegado a un tope. Pero sigue siendo como un chicle, ya que el 50% dependen de los suyos”, recalcó el coordinador general de Cruz Roja Española, Antoni Bruel.

Empeora la situación de las parejas con hijos

Así pues, la recuperación económica no ha llegado a la población que atiende Cruz Roja en sus programas sociales con especial incidencia entre quienes ya son los más vulnerables, no solo los mayores, sino también las parejas con hijos.

“Es en las parejas con dos hijos en quien más se está cebando este empeoramiento”, afirma Bruel. No en vano, casi la mitad de los atendidos en estos programas pertenecen a hogares donde hay menores de 16 años y en total, el 92% de los niños que trata Cruz Roja en España viven por debajo del umbral de la pobreza, cuando la tasa nacional es del 30,1%. El 8% de ellos son menores de tres años.

No obstante, subrayó los resultados de otros estudios anteriores indicaban que “a pesar de la situación” de los padres esa realidad “no se proyecta en sus hijos”: “No hacen dejación del trato y de la atención afectiva”. Además, subrayó, la crisis ha provocado una “mayor solidaridad entre las familias”.

El informe detalla que del 36,8% de los hogares atendidos que viven en situación de privación material severa, el 22,3% son de parejas con uno o más hijos, un 12% más que en 2013; y el 9,8% son monoparentales (7% más) también con niños a su cargo.

Si se atiende a la pobreza relativa (rentas inferiores a 663,4 euros mensuales) el grupo más amplio de afectados también es el de las familias: el 23,4% de los hogares con dos adultos y uno o más niños, y el 7,6% de los monoparentales con hijos menores que atiende Cruz Roja están en esta situación.

Dos de cada tres personas atendidas, en paro

El estudio realizado a través de 1.084 entrevistas representativas del 1.181.252 personas a las que atiende Cruz Roja en sus distintos programas de intervención social, refleja también que el paro aumenta entre la población activa atendida y alcanza al 67,3% de los atendidos. De ellos, el 6,19% está sin ninguna cobertura. No obstante, se advierte “una mejora en la tasa de inserción en programas de empleo”.

Esa situación de exclusión más “intensa” y que se ha “agudizado” en el caso de las familias se refleja en datos como la media de ingresos familiares, que aunque aumenta hasta los 565 euros al mes, todavía está por debajo de la línea que marca la pobreza en España (663 euros). Es más, el 17% de quienes acuden a los programas de intervención social carece de ingresos, 2,7 puntos más que en 2013.

El 71% del gasto de los hogares se lo lleva la vivienda (alquiler o hipoteca y servicios), mientras que sólo el 20,8% se destina a alimentación.

Una deuda de cerca de 6.000 euros por familia

Un 26,8% de las familias se están endeudando o tienen que recurrir a sus ahorros para sobrevivir, situación que afecta más a las familias inmigrantes (35,9%) que a las españolas (22,4%). Las deudas alcanzan una media de 5.895,7 euros por familia.

Asimismo, el boletín se centra en la “exclusión financiera” que sufren las personas a las que atiende Cruz Roja y que muestra que el 19,6% de las personas encuestadas la ha sufrido en forma de embargo de cuentas, deudas con tarjetas, no poder abrir una cuenta bancaria o perder la casa por no pagar la hipoteca.

En particular, destaca el problema del sobreendeudamiento que presentan muchas familias, que contraen más deuda de la que pueden devolver, lo cual representa una dificultad añadida para que los hogares en situaciones vulnerables puedan sufragar sus gastos cotidianos y salir de la crisis.

El boletín refleja que los principales problemas para las familias son no llegar a fin de mes (43,6%), seguido de los problemas de salud -como enfermedades crónicas- (31,1%) y la soledad (29,2%). El 12,8% de las familias también manifiesta tener “deudas importantes”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.