Crece la preocupación de los españoles por la corrupción y los políticos, según el CIS

AGENCIAS La preocupación de los españoles por la corrupción sigue aumentando en octubre, al crecer un punto con respecto a septiembre y pasar del 36,6% al 37,6%, y se sitúa como uno de los principales problemas del país, solo superado por el paro que un mes se mantiene a la cabeza.

Así lo refleja el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de octubre y que fue elaborado con 2.491 entrevistas personales realizadas del 1 al 10 de octubreentre, en plena crisis del PSOE y tras la dimisión del líder socialista, Pedro Sánchez, y antes de la segunda investidura de Mariano Rajoy.

En aquel momento, cuando todavía el PSOE no había decidido que se abstendría en una nueva investidura del candidato’popular’, y ni siquiera se había fijado una fecha para ello, la preocupación por la falta de gobierno seguía creciendo, pasaba del 11,6% al 13,9%, y volvía a ocupar el quinto lugar de la relación.

Sin embargo, el paro continúa un mes más como el mayor problema, aunque decrece ligeramente la preocupación, al pasar del 71,6% del anterior barómetro al 71,3% del actual.

Tras el paro y la corrupción, los políticos y la clase política se sitúan como el tercer problema para los españoles, que también crece al pasar del 29,3% al 29,5%, mientras que los problemas económicos son el cuarto problema (24,2%). Le sigue la preocupación por la sabidad (12,1%), la educación (11%) y los problemas de índole social (8,2%).

Situación política “mala” o “muy mala”
Por otra parte, el barómetro de octubre confirma que los ciudadanos son muy negativos al evaluar la situación política, que sólo es “buena” para el 0,8% y “muy buena” para ningún encuestado, ya que el muestreo indica un 0,0% en este apartado; un 9,6 por ciento la ve “regular” y un 88,1% “mala” o “muy mala”.

A una percepción pesimista de los ciudadanos sobre la vida política se suma también una visión negativa respecto al futuro, ya que el 28% declara que en un año irá a peor (el 25,1% pensaba así en el barómetro de septiembre) y el 58% piensa que en el último año se ha deteriorado, un 35,8% la percibe igual y tan sólo el 3,7% afirma que ha mejorado.

En el ámbito económico, la percepción es muy similar a la de septiembre, porque un 64,8% dice que la situación es “mala” o “muy mala” (antes el 64,7), mientras el 31% la califica de “regular” y el 3,6% la considera “buena” o “muy buena”.

Un 23,8 % vaticina que empeorará en un año, el 20,3 dice que mejorará y el 38,9 % señala que seguirá igual; al mirar hacia atrás, el 29,6% afirma que la situación económica del país ha empeorado y el 16,7% que ha mejorado, mientras que una mayoría del 51,6% no ve cambios.

Eso sí, desde el punto de vista personal, el 33,3 reconoce que su situación económica es “buena” o “muy buena”, frente a un 18% que la describe como “mala” o “muy mala” y un 48,1% que la ve “regular”.

Además, el 76,6% de los trabajadores cree “poco” o “nada” probable quedarse en el paro en un año, mientras que el 15% opina lo contrario. Entre los desempleados, el 53,2% es pesimista ante la posibilidad de encontrar trabajo y el 36,9 se muestra optimista.


Leave a Reply

Your email address will not be published.