Corea del Norte declaró este sábado que no se someterá al “chantaje”nuclear de Estados Unidos, un día después de que provocara una gran conmoción mundial con su quinto y más potente ensayo nuclear.

“Ya pasó el tiempo en el que Estados Unidos podía hacer chantajes nucleares unilaterales contra la República Popular y Democrática de Corea (RPDC)”, afirmó el diario estatal Rodong Sinmun.

“Estados Unidos está indignado por las fuertes medidas militares que la RPDC ha tomado de forma progresiva”, agregó.

El último ensayo nuclear norcoreano, el más potente llevado a cabo por el régimen comunista, según Seúl, fue condenado por las potencias mundiales. El Consejo de Seguridad de la ONU acordó el viernes preparar una nueva serie de sanciones contra Pyongyang.

El diario Rodong, citado por la agencia oficial KCNA, atacó asimismo a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, con duras calificaciones por su cercanía a “fuerzas extranjeras”.

Rodong aseguró que “la RPDC no cambiará su posición aunque esta sirvienta de los colonos norteamericanos y sucia prostituta de las fuerzas extranjeras de Park Geun-Hye haga este escándalo”.

El comentario hace alusión a la condena por parte de la mandataria surcoreana, durante un encuentro con el presidente de Estados Unidos Barack Obama, de los últimos lanzamientos de misiles balísticos efectuados por Pyongyang.