Convergència (CDC) se disolverá para fundar un “gran partido de centro” en su próximo congreso

3375119
image-268548
Agencias Convergència (CDC) se disolverá en su próximo congreso, para el que todavía no hay fecha, para fundar “un gran partido de centro” nuevo que atraiga a liberales, socialdemócratas y socialcristianos, según ha explicado este lunes el coordinador general de la actual formación, Josep Rull.

“El congreso de CDC tendrá que ser el de la disolución del partido. Cerramos un proyecto de éxito con la voluntad de abrir uno mejor“, ha argumentado en rueda de prensa después del Comité Ejecutivo Nacional del partido, donde se ha abordado esta decisión.

Sobre el papel que tendrá en la nueva formación el líder de CDC y presidente de la Generalitat, Artur Mas, Rull ha expuesto que será “relevante” como el propio Mas expuso el fin de semana, pero no ha entrado en más detalles.

El número dos de CDC sí ha precisado como será está disolución, prevista en un plazo de cuatro a cinco meses: se dejará el actual partido “reducido operativamente a la mínima expresión” y se invitará a los militantes a migrar hacia la nueva formación.

Un partido nuevo con dos objetivos

Rull ha deatacado que no se plantea una refundación de CDC en otras siglas, sino en formar un partido nuevo al servicio de dos objetivos: ensanchar la mayoría de partidarios de la independencia y trabajar para “culminar” el proceso soberanista.

CDC espera captar para su nuevo proyecto político a “gente moderada y de orden” que es partidaria de la secesión, y que quiere un partido para lograr la independencia pero también para gestionarla el día que eventualmente se produzca.

Un partido postindependencia. Un partido normal de un país normal. Un partido para un país independiente”, ha precisado Rull, que ha opinado que un Estado catalán podría convertirse en la Dinamarca o la Holanda del sur de Europa.

Mas anticipó su voluntad de crear un nuevo partido en un acto de precampaña de Democràcia i Llibertat -la coalición dentro de la que se presentan- de este fin de semana, y Rull ha explicado que la propuesta ha tenido “muy buena acogida” en la reunión de la dirección del partido de este lunes.

Rull niega que se disuelva CDC para tapar la corrupción

Rull ha negado que CDC apueste por crear un nuevo partido para tapar los casos de corrupción que han afectado al partido -su tesorero acaba de salir de prisión tras ser detenido por el caso del 3%-, como se le ha reprochado desde algunos sectores, y ha asegurado que lo que plantean es una formación que sea un instrumento útil para los catalanes y de una duración de unos 20-30 años.

Ha precisado que plantean este nuevo instrumento porque consideran que CDC ha cumplido con éxito los tres objetivos por los que se fundó: la “reconstrucción nacional” de Cataluña, la recuperación de la democracia y fijar las bases del Estado del Bienestar catalán.

CDC también ha destacado que, desde este fin de semana la portavoz del partido, Marta Pascal, es una de las vicepresidentas del Partido Liberal Europeo (Alde), algo que ven como un aval de esta familia política al proceso soberanista catalán.

Pascal ha destacado que su nuevo cargo evidencia “un compromiso muy firme y muy evidente con el proceso que está viviendo Cataluña” y que los liberales no entienden que el Gobierno central no quiere dialogar, ha asegurado.


Leave a Reply

Your email address will not be published.