Confusión y tragedia en Lesbos con el aumento de llegadas por mar

m3Valencia noticias (ACNUR/UNHCR) En Grecia, el personal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados tuvo que ser evacuado ayer durante unas horas de la oficina de registro de Moira en la isla de Lesbos al estallar la violencia en un asentamiento abarrotado. Los hechos tuvieron lugar en medio de las continuas llegadas por mar de miles de refugiados e inmigrantes desde Turquía y con una nueva tragedia confirmada por las autoridades con siete muertos, cuatro de ellos niños, tras una colisión entre la embarcación en la que intentaban llegar a Grecia y un navío de la guardia costera griega.

Ambos incidentes, la tragedia marítima y la tensión en Lesbos, demuestran la necesidad urgente de establecer instalaciones de acogida adecuadas en Grecia para recibir, ayudar, registrar e identificar a las personas que llegan.

Con el aumento las últimas semanas, se han producido también más muertes. La guardia costera griega informó ayer que la colisión entre uno de sus barcos patrulla y un pequeño barco de pesca que transportaba 38 personas se saldó con siete muertos, cuatro de ellos niños. La colisión tuvo lugar a las afueras del pueblo costero de Metimma, al noroeste de la isla. Se rescató a 31 personas y se está investigando el incidente. Más de 100 personas han muerto intentando cruzar desde Turquía a Grecia este año, mientras que en todo el Mediterráneo han fallecido más de 3.100 personas.

El personal de ACNUR ha regresado esta mañana a Moria y explican que, tan sólo el miércoles, llegaron a la isla unos 85 botes y, posiblemente, otros tantos durante el día de ayer y la pasada noche. La mayoría llegan a la costa norte donde el canal que separa Grecia de Turquía es de tan solo unos 10 kilómetros. Un responsable de protección de ACNUR contó que durante el día se pudo ver hasta seis botes aproximándose a la vez a la isla (la mayoría botes de goma que transportaban unas 50 personas cada uno). El incremento de llegadas podría deberse a una mejora temporal de las condiciones climáticas, la premura para cruzar antes del inicio del invierno y al temor de que pronto puedan cerrarse las fronteras europeas.

Un refugiado sirio en el norte de Grecia explicaba a los equipos de ACNUR que su grupo, de unas 50 personas, intentó cruzar desde Turquía a Lesbos en tres ocasiones durante las dos últimas semanas. La primera vez fueron remolcados de vuelta a la costa después de ser interceptados por un barco patrulla turco. La segunda, avistaron otro barco patrulla en alta mar y cancelaron el viaje. Finalmente arribaron en Lesbos a principios de esta semana, aclaró.

Con el aumento de llegadas, la presión también ha aumentado en las ya saturadas instalaciones gubernamentales de recepción y registro en la isla. Ayer estalló la violencia en la abarrotada instalación para registros de Moria, a las afueras de la capital de la isla, Mitilene, cuando un grupo de hombres intentó saltarse las colas y entrar por la fuerza en las oficinas de registro. Se llamó a la policía para calmar el disturbio pero volvió a estallar por la noche. Se suspendió el registro en el asentamiento alrededor del mediodía y se evacuó a los trabajadores, entre ellos al personal de ACNUR.

En estos momentos hay alrededor de 3.500 – 4.000 personas en la costa norte de la isla. Se ha suspendido el servicio de autobuses debido al hacinamiento en los centros de acogida y algunas personas ahora están intentando cruzar a pie la isla para llegar a Mitilene, que se encuentra a 70 kilómetros.

En lo que va de año, más de 450.000 refugiados e inmigrantes han llegado a Grecia por mar, poniendo una fuerte presión en las comunidades locales y las autoridades nacionales. Durante su visita a Grecia a principios de semana, el alto comisionado António Guterres dijo que es absolutamente necesario que el país reciba respaldo de la Unión Europea para crear procesos de acogida y registro adecuados, que, a su vez, son esenciales para una buena reubicación de refugiados en otros países europeos, así como para facilitar el retorno de aquellos que se considere que no necesitan protección internacional.

El alto comisionado Guterres también ha instado a los gobiernos a que pongan en marcha más medios para que las personas puedan llegar a Europa de forma legal y no tengan que acudir a traficantes y otras rutas irregulares. Estas medidas legales incluyen el reasentamiento desde países de primer asilo, la reunificación familiar, sponsor, visados humanitarios, reunificación familiar ágil y flexible así como visados más flexibles para estudiantes, trabajadores y otros.

Por otro lado, un hombre afgano murió anoche por un disparo en un área forestal escarpada cerca del pueblo de Sredets, cerca de la frontera entre Turquía y Bulgaria. ACNUR está conmocionado por este incidente. Entendemos que este hombre fue alcanzado por una bala que rebotó tras ser disparada por un guardia fronterizo búlgaro. Instamos a las autoridades búlgaras a que lleven a cabo una investigación inmediata sobre este trágico suceso y que hagan públicos los resultados.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.