Condenan a Carlos Fabra a devolver 368.000 euros que le prestó el piloto Álex Debón

 

 

Carlos Fabra. Foto de archivo: EiTB
image-350898

Carlos Fabra. Foto de archivo: EiTB

Agencias El juzgado de primera instancia número 4 de Castellón ha condenado al expresidente provincial del PP y de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, a devolver 368.000 euros al piloto de motos Álex Debon, una cantidad que éste último le prestó entre los años 2010 y 2013 y que el exidirigente ‘popular’, declarado en rebeldía, no le devolvió. En la actualidad, Fabra se encuentra cumpliendo cuatro años de cárcel por delitos contra la Hacienda Pública en el ‘caso Naranjax’.

Así se ha considerado probado en una sentencia, de fecha 31 de marzo, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, donde el juzgado estima íntegramente la demanda presentada por el piloto. Contra la decisión cabe interponer recurso de apelación, aunque para que sea admitido a trámite deberá constituirse un depósito, que será devuelto sólo en caso de que sea estimado.

Según la sentencia, consta acreditado que el 30 de marzo de 2013 el piloto y Carlos Fabra formalizaron un documento de reconocimiento de deuda, por el que el primero prestó al expresidente de la Diputación 360.000 euros que recibió en cuatro entregas.

El senador de Compromís Carles Mulet ha asegurado que el préstamo de 368.000 euros que el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra deberá devolver al piloto Álex Debón, según una sentencia judicial, “coincide con un 10 por ciento del total” que la empresa pública Aerocas, promotora del Aeropuerto de Castellón, le abonó en varios contratos para que promocionase el recinto cuando éste aún no estaba en funcionamiento y que fue de 3,67 millones de euros de las temporadas 2009, 2010 y 2011.

“Si bien la Diputación provincial tenía un porcentaje testimonial en Aerocas, donde el grueso era de la Generalitat y era por tanto quien ponía todo el dinero, sí era Carlos Fabra quien firmaba los contratos de patrocinio, los hacía públicos y los rentabilizaba”, ha añadido en un comunicado.

Según el senador, este préstamo del piloto a Carlos Fabra coincide también con la cantidad del contrato –1.150.000 euros- con Motorsports (IVA no incluido), para la temporada 2011 y que, “según se publicaba en 2013, sólo se habían abonado 800.000 euros y quedaban pendientes de abonar 350.000”.

“Todo parece una especie de diezmo”, ha apuntado Mulet, quien ha señalado que Debón, anteriormente a estos contratos, “también había sumado todo tipo de patrocinios por parte de la Diputación”. “Hablamos de un piloto que, en 12 años de competición en 250 centímetros cúbicos, sólo consiguió dos victorias”, ha indicado el representante de Compromís, quien se pregunta “qué hace esta persona dejándole dinero a Carlos Fabra cuando éste ya estaba en el punto de mira por el caso Fabra y no podría recibir mordidas de las empresas”.

El senador ha explicado que este préstamo personal “aparece cuando Fabra ya estaba en los últimos años de su mandato y con la justicia ya buscándolo”, por lo que “ahora habría que investigar si este contrato firmado entre las partes era simplemente una tapadera para abonar comisiones por parte del piloto beneficiado de los contratos públicos y éste, una vez Fabra apartado de las esferas de poder y de la vida pública, ha decidido demandar al ex presidente provincial del PP”.

OTROS BENEFICIADOS

Mulet se ha preguntado “qué hubiera pasado si Fabra hubiera continuado en la vida pública”, y si “otros beneficiados de los patrocinios de Aerocas también hicieron esos préstamos personales”.

Además, ha destacado que este préstamo también sería anterior a la sanción impuesta al exmandatario del PP por la justicia con su ingreso en prisión. “Sería necesario que la Fiscalía investigara de oficio los préstamos personales concedidos por particulares a Carlos Fabra en este periodo para ver si otros beneficiados de los patrocinios de Aerocas o de la Diputación hicieron alguna donación o préstamo, si ese dinero se devolvió y si puede suponer una práctica para camuflar ‘mordidas’ encubiertas”.

Así, en 2010 el piloto entregó 125.000 euros a Carlos Fabra; en 2011, 150.000 euros; en 2012 le proporcionó 25.000 euros y en 2013 le dio 60.000 euros. Según la sentencia, Fabra se comprometió a devolver el dinero antes del 31 de diciembre de 2014, lo que no se produjo.

La jueza apunta que Carlos Fabra hizo caso omiso a las reclamaciones extrajudiciales, por lo que Álex Debon se vio en la necesidad de interponer la demanda “habida cuenta del resultado infructuoso de los intentos por alcanzar solución extrajudicial”.

Una vez admitida a trámite la demanda, se dio traslado a la parte demandada para que contestara en el plazo de 20 días, lo que no hizo, “por lo que la parte fue declarada en situación procesal de rebeldía”. Finalmente, el 31 de marzo de 2016 se señaló la audiencia pública, en la que sólo compareció el piloto, quien se ratificó en su demanda, reclamación que el juzgado ha estimado.

La magistrada explica que si bien la rebeldía en el Derecho Procesal Civil no puede equipararse a una admisión de hechos ni a un allanamiento de la acción formulada en su contra, esta posición procesal de carlos Fabra “impide al tribunal conocer de los posibles hechos impeditivos, extintivos o excluyentes de la acción en su contra formulada y permite dar validez a los documentos aportados por la parte actora con su demanda, al no estar expresamente impugnados”.

Además, añade que de la documental aportada se desprende la realidad de los hechos y de las manifestaciones vertidas por la demandante, por lo que se entiende que el piloto cumple con la carga de acreditar los hechos.

Media fil

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.