Condenado por injuriar a un guardia civil en las redes sociales

La Guardia Civil detiene en Ceuta a un hombre por realizar labores de difusión de propaganda y enaltecimiento del DAESH
image-371938
 
Un vecino de Las Palmas de Gran Canaria ha sido condenado a indemnizar a un guardia civil de Tráfico, destinado en esa provincia, por las injurias vertidas contra éste en las redes sociales.

Fue en febrero de 2015 cuando este ciudadano colgó en su perfil de la red social Facebook varias fotografías copiadas del muro del agente en dicha red social. En las imágenes, el guardia civil aparecía fuera de servicio, si bien el condenado revelaba en sus comentarios a las mismas la condición de guardia civil de Tráfico de aquel, escribiendo como comentario lo siguiente: “Este es el chiva…el picoleto (el guardia civil de tráfico) que te multa por llevar xenón, por el ancho de vía, altura… jajajajajaja te pillaron maricón!!!! Espero q esto lo vea alguien influyente y lo ponga fino a la maricona ésta q es peor q el ruedas lisas del norte… Q se difunda pa q se la mame por perro.”

 Estos comentarios y las fotografías permanecieron expuestos en el muro público del perfil del condenado hasta junio del 2015, con el consiguiente y pretendido efecto lesivo para el honor y consideración pública del mencionado agente de la autoridad.

Por los hechos anteriores, el agente de la Guardia Civil de Tráfico, asesorado por los servicios jurídicos de AUGC, presentó querella contra el ahora condenado, que finalizó el pasado 27 de abril con la sentencia condenatoria dictada por el  Magistrado Juez del Juzgado de instrucción nº1 de Las Palmas de Gran Canaria, en la cual condenó a R.M.S.V como autor criminalmente responsable de un delito de injurias con publicidad establecido en los arts. 208 y 209 del Código Penal, con la concurrencia de la circunstancia atenuante muy cualificada de reparación del daño (al haber abonado 750€ al Guardia Civil antes del juicio oral), a las penas de un mes y dieciséis días de multa con una cuota diaria de seis euros y a indemnizar al guardia civil denunciante con la cantidad de 1.250 euros.

Así mismo, como prueba de arrepentimiento, el ahora condenado remitió el pasado día 4 de mayo una carta dirigida a la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas, en la que pedía disculpas por los comentarios injuriosos realizados contra el agente.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).


Leave a Reply

Your email address will not be published.