Con dos años, trepó a una escalera mecánica y cayó de 10 metros