Compromís pide la derogación del artículo 315.3 del Código Penal para garantizar el derecho constitucional a huelga

Llega el momento de erradicar este artículo preconstitucional que ningún gobierno -ni conservador, ni progresista- consideró eliminar


Compromís ha presentado en el Senado una moción en la que insta al Gobierno a emprender de manera urgente la tramitación adecuada para derogar el apartado 3 del artículo 315, que regula los delitos contra los derechos de los trabajadores.
El calvario que tuvieron que pasar los trabajadores de Airbus, con el fin que todos celebramos, puso de nuevo de manifiesto la barbaridad que supone mantener el artículo 315.3 del Código Penal, que ha procesado al menos 300 personas en el Estado Español para ejercer su derecho de huelga y sindical.
La aplicación abusiva del artículo 315.3 del Código Penal para perseguir de manera sistemática a los trabajadores que participan en la huelga, forma parte de una gran ofensiva contra todos los derechos conseguidos. Si bien es cierto que este artículo del Código Penal pervive desde el tardofranquismo y aquí ha quedado, también es cierto que no se había aplicado con tanta virulencia como se está haciendo durante esta legislatura, aunque tenemos casos igualmente sangrientas desde época de Aznar. Se aplica por parte de peticiones de la Fiscalía, en muchos casos, ya se sabe por orden de quién.
El uso y abuso de este artículo está dentro de una ofensiva global que, en parte, viene de la Europa de la troika, pero con especial énfasis por parte del Gobierno Español en el desmantelamiento de derechos de todo tipo: laborales, sociales, económicos y, como no, sindicales. El desprestigio de cualquier forma de organización que pueda hacer frente a su poder, ya sean partidos políticos o los sindicatos.
La cruzada contra los movimientos sociales y sindicalismo viene de lejos y, aunque es cierto que los sindicatos mayoritarios han cometido muchos errores, muchísimos, y tal vez no se ha actuado como correspondería con la ejemplaridad que correspondería, esto no deslegitima su papel imprescindible.

 

La manifestación, la movilización, si es contundente, puede echar atrás legislaciones o pretensiones injustas y es lo que quieren castigar. Ellos pueden tener todos los poderes, el ejecutivo y el legislativo, gracias a Gürteles y toda la estructura de poder. También se han hecho con el judicial, lo sabemos, tienen también el poder mediático y sólo les faltaba controlar el poder de la gente, el de la movilización y protesta. Por ello, atacan a los sindicatos, a los propios partidos políticos.
Precisamente por ello, “ahora es el momento de recuperar el poder de la gente para garantizar precisamente la división de poderes. Derogar legislaciones como la Ley Mordaza o eliminar el apartado tres del artículo 315 del CP, el cual viene de una reforma legal introducida en 1976, anterior a la Constitución y aún en vigor, a pesar de las supuestas garantías de nuestra legislación“.
No es de igual cumplimiento del apartado 1 y 2 de este artículo, que sí blindan el derecho a la libertad sindical o el derecho a huelga, por eso hay que derogar el apartado 3 del artículo 315, porque viene de un tiempo en el que no teníamos las supuestas libertades públicas. Viene de antes de la Constitución. Y, aunque ha habido otros intentos en las Cortes Generales para derogar este apartado del artículo, ni las mayorías de los gobiernos progresistas que ha habido, lo han permitido.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.