The-Bunyadi-Londons-Naked-Restaurant Cómo es el novedoso restaurante nudista de Londres (1)
image-387939
     El restó se convirtió en un suceso ni bien se anunció su inauguración (Shutterstock)

Cuando se anunció que abriría The Bunyadi, en el corazón de Londres, Inglaterra, la aceptación fue inmediata. Más de 40 mil personas se inscribieron en la lista de espera para poder ser parte de una experiencia gastronómica única: la oportunidad de compartir un plato gourmet desnudo o desnudos.

En el lanzamiento- que fue un evento cerrado- los primeros comensales se mostraron extasiados y, en su gran mayoría, comentaron que lo “disfrutaron más de lo que creían”.

The-Bunyadi-Londons-Naked-Restaurant Cómo es el novedoso restaurante nudista de Londres (6)
image-387940

El éxito de las críticas iniciales generó un boom, por lo que conseguir un lugar es casi imposible hasta fin de año.

Si bien la idea original es comer sin ropa, el uso de la vestimenta es opcional. Los clientes tienen la chance de elegir: pueden o no sentarse a almorzar o cenar completamente desnudos. De esta manera, The Bunyadi se estableció como el primer espacio del mundo destinado a convocar a las comunidades nudistas, como a aquellas que prefieren respetar las tradiciones pero aceptar con apertura al resto de los clientes.

La nueva experiencia nudista en el corazón de Londres (Travis Hodges – www.timeout.com)

“Fue una experiencia fabulosa sin embargo no me animé a quitarme la bata. Inolvidable”, relató entusiasmada Harriet Starling  en el muro de la fanpage de Facebook del restó inglés.

El lugar posee una premisa naturista que se inicia con la ambientación. Para proteger la intimidad de los comensales, cada mesa está rodeada de biombos de bambú que separan los espacios, donde la luz de las velas y el mobiliario reciclado otorgan una esencia minimalista, eco y descontracturada. Allí tampoco hay objetos de plástico, ni metálicos, por lo que predomina una armonía que prescinde de los elementos industrializados.

Además, no hay electricidad, ni tampoco se permite el uso de dispositivos tecnológicos mientras se disfruta de los alimentos. O sea, lo que sucede en The Buyandi, queda en Buyandi. No aptos para los que quieren registrar cada instante de la vida con selfies o videos y compartirlo al mundo.

“Soy una persona que no puede separarse del teléfono celular, y cuando leí sobre esta resolución lo pude hacer, no fue tan difícil como creía”, dijo Lizzie West en la fan page del restaurante.

“Cuando terminen de entender el concepto y le pierdan el miedo, llamará mucho más la atención”, comentó Seb Lyall uno de sus creadores

Cada espacio se encuentra delimitado por biombos, no hay electricidad y el mobiliario es reciclado

The Bunyadi es un término hindú que significa “natural”. Según la Asociación para el Nudismo Naturista Argentino (APANNA), esta “es una forma de vida en armonía con la naturaleza”, caracterizada por la práctica del despojo de toda la indumentaria, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente.

El precio del menú ronda los USD 90 y ofrece una amplia carta de cocktailsorgánicos. No se sirve comida caliente, según dice la propia carta para evitar accidentes. 

“Todo el lugar posee una atmósfera única. La comida cruda resulta exquisita. Muy recomendable para ir con amigos o en pareja”, conluyó Yoann Belmere enFacebook.

“The Bunyadi más que un restaurante es un experimento social. Queremos ver si la gente decide quitarse sus batas al sentir que verdaderamente nadie los juzga por cómo se ven”, dijo Lyall

La distribución de los espacios, un salón nudista y otro no

Por otro lado, el sitio cuenta con dos sectores: uno para estar desvestido y otro donde se les entregará una bata a cada personas y cuando lo deseen podrán quitársela al atravesar el “sendero a la pureza”, al final del cual son recibidos por los meseros.

Por las normas de higiene, el personal de cocina lleva la vestimenta clásica para cocinar y los mozos sólo utilizan guantes para servir. En las mesas, todas las personas se sientan sobre sus batas o sobre toallas, respetando las reglas de etiqueta que la Asociación Americana de Recreación Nudista.

De hecho,  la Asociación Americana de Nudismo aconseja tener en cuenta ciertas reglas:

  • Todos deben utilizar una toalla para sentarse.
  • Se deben tapar las partes íntimas con una servilleta a la hora de comer.
  • Las fotos están prohibidas.
  • Disfrutar y relajarse.
Los primeros clientes pudieron disfrutar de la novedosa experiencia

Aparentemente el pudor que puede representar comer sin ropa en frente de desconocidos no es un problema, sobre todo para las mujeres que han sido las que han mostrado mayor interés a la hora de registrarse y solicitar una reserva y las que más se han manifestado de manera positiva a través de las redes sociales.

Este proyecto pertenece a Lollipopup, cultor de crear experiencias creativas, como fue el espacio ABQ, un restaurante inspirado en el laboratorio de Breaking Bad.

MENU

NAKED NON-VEGAN

English garden, pickled apple, salted cucumber

Cured salmon, seaweed salad with whipped spirulina mayo

Goji-berry coriander Steak Tartare, basil and wild nettle oil

Sweet and salt seasonal foliage

Black berries, coconut and chia mousse, raw crumble

Floral tea

NAKED VEGAN

English garden, pickled apple, salted cucumber

Asparagus, salted almonds, pickled red onion and melon

Sun-dried tom stuffed courgette flowers, cauliflower couscous and seaweed flakes

Sweet and salt seasonal foliage

Black berries, coconut and chia mousse, raw crumble

Floral tea

Nudismo en España

Una experiencia diferente que comienza a llamar la atención de los turistas extranjeros, que acuden a nuestras playas y alojamientos a disfrutar del placer de ir desnudos. Visitamos siete en nuestro país.

01 Hotel Vera Playa Club

Hotel Vera Playa Club, en la costa norte de Almería.

Según la web Trivago, el Hotel Vera Playa Club es uno de los cinco mejores establecimientos nudistas a nivel internacional, además de uno de los pioneros en turismo naturista en España. Se trata de un hotel de estilo andaluz, situado en la primera línea de playa de Vera (Almería), uno de los principales enclaves nudistas de nuestro país. El nudismo es obligatorio en la piscina hasta las ocho de la tarde, a partir de ese horario el reglamento marca ir con ropa en todas las estancias del hotel. Obviamente, existen normas lógicas como que en las zonas comunes donde se permite el nudismo está prohibido el uso de cámaras de fotos y vídeo.

02 Gran Hotel Natura

 Gran Hotel Natura, en Corralejo (Fuerteventura), con la isla de Lobos al fondo.

El lujo y las ganas de vivir una experiencia natural no tienen por qué estar reñidas. En Fuerteventura podemos disfrutar de unas vacaciones en el Resort Gran Hotel Naturacombinando lo mejor de ambas opciones. Por una parte, podremos disfrutar de una forma diferente del cálido y soleado clima de la isla y, especialmente, de las Dunas en Corralejo, un parque natural en el que disfrutar de múltiples corralitos en los que nadie molesta a nadie. Por otra, el complejo ofrece todos los servicios de un resort en los 56 apartamentos repartidos en dos plantas, que presumen de especiales vistas al océano Atlántico. Suele contar con gran afluencia de turistas europeos.

03 Magnolias Natura

Magnolias Natura, en Maspalomas (Gran Canaria).

Sin salir del archipiélago canario, los bungalós de Magnolias Natura, en Maspalomas (Gran Canaria), se encuentran a escasos minutos de la zona nudista del arenal canario. Dentro del complejo ofrecen 28 alojamientos rodeados de jardines tropicales, la piscina y el jacuzzi, en los que también se puede practicar el nudismo, que aquí se toma muy en serio. De hecho, el establecimiento es miembro de asociaciones naturistas internacionales, ya que cuentan con gran cantidad de clientes procedentes de toda Europa. Además, los miembros de la Federación Española de Naturismo (FEN) cuentan con descuentos.

04 Hotel Naturplaya

Hotel Naturplaya, frente a la playa natural de Sa Canova, en Mallorca.

Cambiamos de archipiélago para visitar el Apartahotel Naturplaya, en Mallorca, un pequeño complejo emplazado frente a la playa natural de Sa Canova. Para garantizar el aislamiento del bullicio y poder disfrutar de momentos de paz, como un precioso atardecer, la práctica del naturismo en Naturplaya, que dispone de 36 habitaciones dobles y 5 apartamentos privados de 1 dormitorio, está restringida entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre, temporada en la que es obligatorio acudir sin ropa a jardines y piscinas. Eso sí, se exige ir mínimamente vestido en las áreas de recepción y restaurante. Durante el resto del año, el naturismo está limitado a una única zona del complejo.

05 Sierra Natura

Sierra Natura, en Enguera (Valencia).

El naturismo no se define sólo por ir desnudo. Ya sea en una playa, o en un hotel, quienes disfrutan de esta experiencia suelen buscar algo más, como entrar realmente en contacto con la naturaleza y buscar un momento de paz en todos los sentidos. Para ellos, los apartamentos de Sierra Natura, en Enguera (Valencia), son una elección perfecta. Cuentan con talleres de yoga, meditación o danzas del mundo. Además, el complejo, con estancias que nos recordarán a Los Picapiedra, cuenta con tienda propia y comedor, cuyos alimentos proceden de su propia huerta ecológica; por supuesto, incluyen menús para veganos. Un escenario perfecto, en el Macizo del Caroig, para disfrutar al aire libre en libertad de unas vacaciones distintas, sin ropa y sin prisas.

06 La Bartra

Este refugio de montaña invita a desconectar de todo, excepto de uno mismo. Esa es la propuesta de La Batra, en Tarragona. Y es que el nudismo no se practica solo en la playa. Para quienes prefieren pasar sus vacaciones en entornos más alpinos, encontrarán en esta casa de campo libertad total para la práctica del nudismo, es decir, cada uno puede ir como quiera. Situada en el corazón de las montañas de Prades (Tarragona), a una altitud de 725 metros, La Bartra ofrece atractivos como los estanques-piscina de agua no clorada y baños de barro. Igualmente se puede disfrutar de otras actividades, como el taichí, la escalada o veladas de música y filosofía.

07 Finca Johanna

 Laurent y Johanna acogen a todos aquellos que quieren practicar naturismo en Coín (Málaga), para disfrutar tanto del mar, como de la montaña. Tal y como explican los propietarios de Finca Johanna en su web, “somos un pareja francesa que practica el naturismo desde hace muchos años y La Finca es el proyecto en el que nos hemos inspirado en nuestros numerosos viajes”. En cuanto a los servicios, cuentan con cinco habitaciones y sirven desayunos, tapas y snacks, todo procedente de su propio huerto o de productores locales. También ofrecen barbacoas y actividades rurales, además de contar con piscina, bar y terraza.