Colesterol a raya durante las fiestas

 

  • Tan eficaz como las estatinas pero sin los efectos secundarios negativos para el organismo de este medicamento, diversas investigaciones médicas apuntan el poder del consumo regularde manzana en la disminución de riesgos cardiovasculares.
  • Su inclusión en la dieta diaria, incluso en las preparaciones más sofisticadas, es la clave para intentar mantener el colesterol controlado estas navidades. VI.P, Asociación de Cooperativas Hortofrutícola de Val Venosta, ofrece algunas claves y ejemplos (VER RECETAS ANEXAS) de menús con manzana tan apetecibles como saludables.

 

El control del colesterol se puede llegar a convertir en una auténtica tortura ante las mesas bien surtidas de celebraciones y encuentros familiares. Muchos recurren a las estatinas, una sustancia química que se administra en comprimidos y bajo prescripción médica para regular la presencia de grasas en sangre. Pero un estudio de la British Foundation Health Promotion Research Group de la Universidad de Oxford publicado en la revista médica British Medical Journal, refleja que el potencial de este medicamento en la prevención de mortalidad por afecciones cardiacas es muy similar al del consumo diario de una simple manzana, con la diferencia de que la fruta carece de efectos secundarios negativos para la salud, más bien todo lo contrario.

Según los cálculos de este estudio, si se aconsejara tomar estatinas a los 5.2 millones de británicos con recomendación médica de vigilar su colesterol y se añadieran los 17,6 millones de británicos restantes que tienen más de 50 años (un total de 22,8 millones de personas), suponiendo que el 70% hiciera caso de la recomendación, se evitarían anualmente cerca de 9.400 fallecimientos por afecciones cardiovasculares. Mientras que si a toda la población británica por encima de 50 años (unos 22 millones de personas) se le prescribiera incluir en su dieta una manzana al día y el porcentaje de seguimiento fuera el mismo (70%), cada año se evitarían 8.500 muertes por las mismas causas. Pero es que, además, se evitarían cerca de 10.000 casos de diabetes anuales, por ejemplo, que surgirían como efectos secundarios del medicamento.

LA MANZANA, ALIADA EN LA PREVENCIÓN DE DOLENCIAS CARDIOVASCULARES

VI.P, Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Val Venosta se suma al propósito de esta investigación: animar al fomento de la alimentación saludable como herramienta de prevención de problemas cardiovasculares. La manzana puede actuar como una eficaz aliada en el control del colesterol, como han ratificado en las últimas décadas numerosas investigaciones médicas, gracias a la pectina y los polifenoles (antioxidantes), presentes sobre todo en la piel de esta fruta.

Sin necesidad de alterar la dieta habitual, el consumo regular de una manzana al día puede mejorar el metabolismo de los lípidos y reduce la producción de moléculas inflamatorias vinculadas al riesgo de padecer afecciones cardiacas. Unas conclusiones a las que ha llegado, por ejemplo, la investigación del departamento de Nutrición de la Universidad de Florida, publicada en la revista especializada Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics (2012). Tras analizar a 160 mujeres de entre 45 y 65 años con una pauta alimentaria en la que la mitad tomó una manzana al día y la otra no, observaron que las primeras, en sólo un año redujeron un 23% sus niveles de colesterol LDL (conocido como “malo”), mientras que aumentaron un 4% el HDL o “bueno”. Además, perdieron una media de 1,4kg de peso gracias al efecto saciante de esta fruta.

RECETA DE Magret de pato con Manzanas Val Venosta, col roja y canela en rama 

RECETA DE Ñoquis de manzana Val Venosta con gambas y salsa de parmesano

RECETA DE Mini quiche con Manzanas Val Venosta, cebollas y queso gratinado al horno

EN LAS CELEBRACIONES, MENÚS SOFISTICADOS, APETECIBLES PERO TAMBIÉN SALUDABLES

En su campaña de difusión de la alimentación saludable, VI.P propone algunas claves para introducir la manzana en la dieta diaria, incluso en épocas de celebraciones, como parte de menús apetecibles, elaborados y saludables. Una opción es utilizar esta fruta en los entrantes para rebajar el importante aporte calórico de los aperitivos, unos bocados que en ocasiones son más peligrosos que los propios platos principales. Un ejemplo sabroso y saludable podrían ser las ‘Mini quiches de Manzanas Val Venosta, cebollas y queso gratinado’ (VER RECETA ANEXA). También se puede usar la manzana como guarnición, sustituyendo a otros alimentos más calóricos o con mayor capacidad de absorción de grasas, como ciertas verduras y tubérculos, y aportando un contraste de sabores muy interesante. Es el caso del ‘Magret de Pato con Manzana Val Venosta, col roja y canela en rama’ (VER RECETA ANEXA). Otro truco es utilizar el puré de manzana en sustitución de harinas para cuajar algunas preparaciones, rebajando las calorías de la receta y haciéndola apta para celíacos. Una muestra son los ‘Ñoquis de Manzana Val Venosta con gambas’ (VER RECETA ANEXA).


Leave a Reply

Your email address will not be published.