Clavell solo dimitirá si se abre juicio oral imputado por supuestos delitos de prevaricación

 

 

Oscar-Clavell_101251015_1010718_1706x960
image-320828
 El Juzgado de Instrucción número 2 de Nules ha procesado al ex alcalde de La Vall d’Uixó y diputado por Castellón en el Congreso, Oscar Clavell, por los supuestos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude y exacciones ilegales.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia valenciano, la jueza de Nules aprecia indicios de delito en el comportamiento de Clavell respecto al pago de casi 707.000 euros en facturas de la empresa contratada para la limpieza viaria y transporte de residuos urbanos cuando ejercía de alcalde en funciones.

El diputado nacional del PP por Castellón, Óscar Clavell, ha asegurado este jueves que sólo dimitirá si se decreta apertura de juicio oral en la causa que se sigue contra él en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Nules, el cual le ha procesado por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude y exacciones ilegales en el pago de facturas de más de 700.000 euros a una empresa cuando ejercía como alcalde accidental de la Vall d’Uixó.

No obstante, Clavell ha explicado en rueda de prensa que no está para “crear problemas a nadie ni a nada”, por lo que se ha mostrado a “entera disposición” del partido y ha señalado que lo que éste decida al respecto “lo haré y lo asumiré”. “Si decide que debo marcharme, renunciaré a todos los cargos”, ha apuntado.

En este sentido, ha indicado que este miércoles informó sobre su situación judicial tanto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, como al presidente provincial del partido, Javier Moliner, los cuales “piden prudencia, que todo siga su cauce y, cuando llegue el momento, ya se decidirá”. Así mismo, ha recalcado que ambos comporten su postura de que debe dimitir si se decrete la apertura de juicio oral.

El diputado también ha aclarado que no consultó con la entonces alcaldesa de la Vall d’Uixó, Isabel Bonig, el pago de las facturas por las que está procesado, por lo que –ha dicho– “fue una decisión exclusivamente mía”, sobre la que la primera edil no le pidió explicaciones.

Así mismo, Clavell ha señalado que ha consultado hoy mismo con su abogado la posibilidad de renunciar a su aforamiento para dar más agilidad al proceso “porque tengo la conciencia muy tranquila, sabía el riesgo que asumía cuando tomé la decisión y yo soy el primer interesado en que esto se solucione y llegue a buen puerto”, aunque el letrado le ha manifestado que esta opción no es posible.

ACTO TOTALMENTE POLÍTICO

Clavell, que ha lamentado haberse enterado de su procesamiento por los medios de comunicación, “pues oficialmente no me ha llegado nada”, ha señalado que su situación judicial es un “acto totalmente político”, pues “la acusación particular es el PSOE e IU y la intención política está más clara que el agua”. No obstante, el diputado ha dicho que está a disposición de la Justicia para colaborar.

Según ha explicado, en diciembre de 2010 el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó debía más de 700.000 euros a la empresa adjudicataria de la limpieza viaria y transporte de residuos urbanos de la localidad porque “había informes técnicos que aconsejaban que no se pagase porque no estaba prestando el servicio correctamente”.

En ese momento, -según ha relatado-, en sus competencias como alcalde accidental -puesto que Isabel Bonig estaba de vacaciones- se encontró con que los 40 trabajadores de la empresa no podían cobrar sus nóminas al no recibir ésta el dinero del Ayuntamiento; había una amenaza de huelga en “plena campaña navideña”; y si no se pagaba a la empresa el dinero que se le debía el 27 de diciembre “éste pasaría a remanente de tesorería y desaparecería”.

El entonces alcalde decidió abonar el dinero a la empresa “ante estas circunstancias y un posterior informe de los técnicos municipales que apuntaba que el procedimiento para no pagar ese dinero no se había hecho correctamente, pues no se había consultado en tiempo y forma a la empresa, por lo que se producía indefensión de la misma, lo que suponía que si iba a los tribunales, ganaría y tendríamos que abonar el dinero más los intereses de demora”.

“Tomé la decisión, asumiendo el riesgo que existía, pero lo hice en defensa del interés general y de los trabajadores de la empresa”, ha apuntado. Clavell ha aclarado que, posteriormente, el Ayuntamiento inició de forma correcta expedientes sancionadores y de aminoración de facturación a dicha empresa, que fueron recurridos por ésta ante la Justicia y que propició sentencias en contra del Ayuntamiento y a favor de la misma.

INTERESES DE DEMORA

Al respecto, ha destacado una de estas sentencias, que obligó al consistorio a pagar intereses de demora a la empresa por no haberle abonado el dinero a tiempo.

“Tengo unas ganas bárbaras de que se sepa todo, pues yo sólo velé por los intereses de mi ciudad como alcalde, asumiendo los riesgos que supone gobernar”, ha dicho Clavell, el cual ha asegurado no “arrepentirse” de la decisión que adoptó.

Preguntado si se siente aludido por las declaraciones del expresidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en las que aseguraba que la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, “sabrá lo que debe hacer”, Clavell ha subrayado que su asunto en “un tema administrativo, que no tiene nada que ver con el tema de Valencia”, y ha defendido que él no se ha llevado “ni un céntimo a ningún sitio”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.