Un calamar color púrpura brillante de ojos protuberantes fue el curioso hallazgo del equipo de exploración Vessel Nautilus, que recorría el lecho oceánico en la costa sur de California.

Los científicos y técnicos mostrar su sorpresa cuando el vehículo controlado a distancia se topó con el cefalópodo de enormes ojos redondos. Luego comenzaron las bromas. “¡Tiene ojos extraños!“, dijo un observador entusiasta. “¡Acércate! ¡Acércate!”, pidió otro.

Uno insinuó que se asemejaba a un juguete que un niño dejó caer, y otro dijo que los ojos de la criatura parecían estar pintados. “Se ve tan falso”, dijo un miembro del equipo Nautilus.

La criatura parece un cruce entre un calamar y un pulpo, pero está relacionada muy de cerca con una sepia, según la web de Nautilus Live. El hallazgo podría ser más que simplemente desconcertante.

“Además de la lindura de los ojos protuberantes, hay una cosa biológicamente interesante acerca de esta observación“, dijo Michael Vecchione, experto en cefalópodos en la Smithsonian Institution. La criaturapodría ser una especie recién descubierta, escribió en un correo electrónico enviado a la expedición.

El animal fue visto a una profundidad de casi 915 metros, lo cual es inusual, pero no sin precedente. Sin embargo, más allá de ello, el calamar no tenía cromatóforas, células que le permiten cambiar de color, como las tienen miembros de estas especies, dijo Vecchione. No puede conocerse la razón debido a que este calamar especialmente pequeño permanece en lo profundo del océano, fuera del alcance de los científicos.

El equipo Nautilus forma parte de una expedición de cuatro meses del fideicomiso Ocean Exploration Trust para cartografiar zonas tectónicas submarinas de Canadá a California y comprender los ecosistemas alrededor de ellas.

El equipo dedica horas a explorar el desolado lecho marino, “y entonces toparse con algo adorable como eso; es un verdadero regalo”, dijo Susan Poulton, vocera del Exploration Vessel Nautilus.