Ciberasesino: falló su arma, volvió, mató y la víctima nunca se enteró