China advierte a EEUU contra acciones provocadoras en el Mar de China Meridional

barco
image-247040
Agencias China pidió hoy prudencia a Estados Unidos y evitar provocaciones en aguas del Mar de China Meridional, donde en los últimos días se está incrementando la tensión entre ambos países.

El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, ha advertido este martes a Estados Unidos por el envío de un buque militar a las aguas de varias disputadas islas en el archipiélago Spratly, una zona del Mar de China Meridional reclamada por varios países.

Washington no debería “actuar de forma imprudente y crear problemas de la nada”, ha declarado Wang en referencia a la a presencia del destructor lanzamisiles USS Lassen, escoltado por aviones de vigilancia de la Marina de EE.UU. dentro de las 12 millas náuticas que rodean al arrecife Subi, en las islas Spratly, cuya soberanía se disputan China, Taiwán, Vietnam y Filipinas.

Por su parte, el Pentágono, consultado por el periódico The Washington Post, ha confirmado este hecho y ha asegurado que la misión se ha completado “sin ningún incidente”. La presencia del buque en estas aguas supone un desafío directo a Pekín, que el mes pasado aseguró que no permitiría que ningún país violase el espacio aéreo o marítimo alrededor de las islas.

Sin embargo, el Departamento de Defensa estadounidense ha señalado que el objetivo de esta operación es comprobar el “grado de compromiso” del Gobierno chino y ver “hasta dónde está dispuesto a ceder”.

La respuesta de China no ha tardado y Wang, citado por la agencia oficial de noticias Xinhua, ha recomendado a EE.UU. que “se lo piense dos veces antes de actuar”. Igualmente ha reaccionado la embajada en EE.UU. que ha pedido que no se use la libertad de navegación “como excusa” para hacer una demostración de fuerza y ha solicitado al país norteamericano que se abstenga de realizar actos provocativos y actúe con resposabilidad.

La expansión china y la construcción de islas artificiales

Durante este año, varias imágenes por satélite divulgadas desde Estados Unidos han mostrado que China ha construido auténticas islas artificiales en algunos islotes y arrecifes de la zona.

El arrecife Subi, situado a 26 kilómetros del territorio filipino, permaneció durante gran parte del tiempo sumergido bajo la marea hasta que China inició un proyecto de drenado y construcción en 2014 y lo convirtió en una de sus islas artificiales, con capacidad para funcionar como pista de aterrizaje.

El gigante asiático reclama ahora la soberanía de estas islas, el archipiélago Spratly. Y además, Pekín ha justificado estas actividades diciendo que ha construido faros y otras instalaciones para ayudar a la seguridad de la navegación, en asunción de sus responsabilidades internacionales.


Leave a Reply

Your email address will not be published.