Camps niega su intervención en la adjudicación de proyectos a Urdangarin

Camps, que ha comparecido como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos, ha manifestado que no fue consciente de que Urdangarin formaba parte de la organización de los foros Valencia Summit, en los que él participó en 2004 y 2005 y por los que la asociación del marido de la infanta cristina cobró 3,1 millones de euros.

Ha dicho que participó en la inauguración de un congreso sobre turismo y deporte sin saber que se llamaba Valencia Summit, uno de los eventos organizados por el Instituto Nóos -lo que también ha asegurado que desconocía-.

“Lo he sabido después”, ha manifestado Camps, quien ha negado haber dado orden alguna en relación a este proyecto puesto que del mismo se encargaba la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), “un monstruo de una dimensión enorme”. “Nunca he dado ninguna instrucción ni para que pongan una ópera en el palacio de las artes”, ha incidido.

Desmiente reunión en Zarzuela

Camps también ha afirmado que no se reunió con Iñaki Urdangarin y la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá en el Palacio de la Zarzuela. En su declaración como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma, Camps ha dicho que “nunca” se ha reunido con representantes del Instituto Nóos, ni con Iñaki Urdangarin ni con Diego Torres.

En concreto ha negado la reunión en el Palacio de la Zarzuela de la que habló Torres durante la instrucción de esta causa, y ha añadido que Urdangarin nunca le transmitió su intención de organizar varias cumbres en Valencia: “Ni de cumbres ni de nada, nunca me ha transmitido nada de esto”. Por los Valencia Summit, el Instituto Nóos percibió 3,2 millones de euros de las administraciones valencianas.

Juegos Europeos en la Comunidad Valenciana

Además, Camps ha declarado que dio “el impuso político” para que los Juegos Europeos fueran una realidad en la Comunidad Valenciana y para la “puesta en marcha” de los trámites por parte de la administración.

En su declaración como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma, Camps ha explicado que su entonces vicepresidente Víctor Campos le informó antes del verano de 2005 de la posibilidad de que la comunidad organizara esos juegos, una propuesta que le había planteado un instituto detrás del cual estaba Iñaki Urdangarin. Tras saberlo, Camps hizo una consulta sobre esos posibles juegos al Comité Olímpico Español y al saber que “eran una intención del olimpismo europeo desde hacía mucho tiempo”, lo propuso al Parlamento valenciano en el debate de política general de septiembre.

Camps ha dicho que supo desde antes del verano que detrás del proyecto estaba el Instituto Nóos y que Urdangarin formaba parte de él “pero lo importante no es el Instituto ni el señor Urdangarin, lo importante son los Juegos Europeos”, ha puntualizado.

El Instituto Nóos firmó un convenio de colaboración por 6 millones con la Generalitat Valenciana y la Sociedad Estratégica para la Promoción Turística de Valencia para organizar la candidatura para los Juegos Europeos. De esa subvención para los Juegos Europeos, que nunca se celebraron en Valencia, la Generalitat abonó a Nóos 382.000 euros y rechazó facturas por casi 2 millones de euros.

“Patriotismo y españolidad”

En 2007, Camps renunció a organizar los Juegos Europeos de 2010 a petición del Comité Olímpico Español (COE) “por lealtad, por patriotismo y por españolidad” para no interferir en las aspiraciones de Madrid de organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

Camps ha asegurado que el presiente del COE, Alejandro Blanco, le pidió que suspendiese la candidatura que gestionaba el Instituto Nóos, la asociación sin ánimo de lucro de Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

El expresidente valenciano ha asegurado que tras frustrarse Madrid 2016 retomó la idea de que Valencia acogiese los Juegos Europeos, pero cuando estaba a punto de desplazarse a Lausana para plantearlo al Comité Olímpico Internacional junto con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, le llamó el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, y le pidió que renunciase de nuevo porque la capital iba a volver a optar a las Olimpiadas de 2020.

“Los valencianos somos conscientes que la capitalidad de la nación está por delante”, ha incidido Camps, que ha subrayado que para él lo relevante del proyecto de Juegos Europeos era el respaldo del COE, no que fuera una propuesta de Iñaki Urdangarin, con el que no tuvo contactos previos a la puesta en marcha del proyecto por parte de su vicepresidente Víctor Campos.

El juicio del caso Nóos alcanza este viernes 15 de abril su trigesimotercera jornada en la que están citados ocho testigos, entre ellos el expresidente Camps y el exdiputado valenciano de Esquerra Unida Jesús Ignacio Blanco.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.