Campillo, ha acusado al PP de ofrecer “datos manipulados” sobre la reforma del despacho consistorial

Interior-Valencia-Campillo-AJUNTAMENT-VALENCIA_ARAIMA20150910_0249_6
image-253834
El concejal de Gobierno Interior en el Ayuntamiento de Valencia, Sergi Campillo, ha acusado al grupo popular de ofrecer “datos manipulados”, y ha asegurado que las obras de adecuación de la Alcaldía han costado no llega a 14.000 euros y se han centrado en cubrir de pladur las paredes que no estaban ni enlucidas ni pintadas. “Una actuación que contrasta con los más de 70.000 gastados en los despachos del PP”, ha manifestado

Las obras de adecuación del despacho de Alcaldía han supuesto un gasto de 13.895 euros, “frente a los 56.495 euros que han costado las obras reclamadas por el Partido Popular para su Grupo Municipal”, en la 3ª planta de la Casa Consistorial, a las que cabría añadir el resto de obras de adecuación que el PP pidió para sus despachos, por un valor de 21.657 euros.

Estas cifras demuestran “por una parte, que este gobierno cree firmemente en la tarea fiscalizadora que debe tener la oposición, lo cual hemos demostrado facilitándoles su trabajo diario en unas instalaciones más que dignas, y adecuadas en tiempo récord”. Y, que “los no llega a 14.000 euros invertidos en Alcaldía, según hemos comprobado con los técnicos, distan mucho de los 40.000 euros que denuncia el PP; una cifra del todo inexacta que ni el mismo Grupo Popular ha sabido justificar detalladamente”. “Se desprende de todo ello”, ha dicho Campillo, “la animosidad del PP por tergiversar y manipular la realidad”.

Así las cosas, más de una tercera parte del supuesto gasto denunciado por el PP se corresponde, justamente, a las obras que el Equipo de Gobierno facilitó en los despachos de los concejales populares.

Aun así, Campillo ha detallado los “gastos en la reforma de alcaldía”. Y es que, a su llegada a la Alcaldía, Joan Ribó decidió devolver al Museo de la Ciudad los cuadros de titularidad pública que adornaban los despachos de la anterior primera edila, para que pudieran ser disfrutados por la ciudadanía. Después, se ordenó la limpieza de las telas que cubrían todas las paredes de Alcaldía y que nunca se habían limpiado (acumulando suciedad: polvo e insectos). Al ser de seda dichas telas, no se podían lavar ni aspirar, con lo que finalmente se retiraron. Al retirarlas, se observó que las paredes estaban sin lucir, con el ladrillo visto, por lo que, como solución, se optó por disponer tabiques de pladur, una opción mucho más barata que dar uniformidad a todas las dependencias de Alcaldía mediante lucido y pintado.

Respecto a las críticas de la adecuación de las salas de la Concejalía de Cultura Festiva, Campillo ha aclarado que no corresponden al despacho del concejal, sino a todas las salas y dependencias de la Delegación, ampliando las dependencias del servicio municipal Económico-Presupuestario, para dar cabida a los funcionarios y siempre a costa de quitar espacio a los despachos de la concejalía de Cultura Festiva.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.