Cada vez menos guardias civiles en la calle y más mandos en los despachos

La Guardia Civil detiene a una persona por 13 delitos de corrupción de menores a través de Whatsapp
image-301772
La Guardia Civil se retira de las calles para descansar en los cómodos despachos. Es la conclusión que se desprende del balance de plantillas en la Guardia Civil resultante de la legislatura del último Gobierno.

AUGC Alicante ha podido comprobar esta circunstancia al analizar las cifras del descenso de guardias civiles en los últimos cuatro años, al tiempo que ascendía el número de oficiales.

En total, entre los meses de diciembre de 2011 y 2015 se registró una pérdida de 4.263 efectivos dentro de la de escala de Cabos y Guardias (-6,5%) y un descenso de 406 efectivos en la escala de Suboficiales (-6,24%).

Por el contrario, en la escala de oficiales se produjo un aumento de 132 efectivos (+ 4,2%). Resumiendo, cada vez menos agentes para trabajar en la calle y más para mandar desde las oficinas. Los datos han sido extraídos de los escalafones publicados en Boletín Oficial de la Guardia Civil.

Se trata de una situación que refleja a las claras cómo se ha entendido desde el Gobierno del PP la aplicación de las medidas de austeridad en la Guardia Civil. A estas cifras ya de por sí escandalosas cabe añadir las ya endémicas carencias y deficiencias materiales con las que los agentes deben afrontar su trabajo diario.

Así, mientras que nunca faltan recursos para desfiles ostentosos, inauguraciones de instalaciones innecesarias –como el cuartel que el pasado año inauguraba el ministro del Interior en la localidad navarra donde veranea habitualmente- o peregrinaciones a Lourdes, los guardias civiles deben salir a la calle sin chalecos antibalas, o en vehículos con más de 400.000 kilómetros y en condiciones muy deficientes.

Lo mismo cabe decir de la partida destinada a Productividad, cuyo 50% va a parar a los bolsillos de los altos mandos, dejando el resto a repartir entre 70.000 guardias civiles.

Se trata de una concepción de la (in)justicia distributiva que, además, no sólo va en perjuicio de los propios trabajadores del Cuerpo, sino también de los ciudadanos en general, que ven mermados sus servicios de seguridad a costa del generoso estipendio y los oropeles del generalato.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización y la desmilitarización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.