Burriana recibe las primeras consultas de vecinos para bonificar el IBI de Sant Gregori

La rebaja está contemplada en la ordenanza aprobada por el PP que la coalición PSPV y Compromís-Podemos debe desarrollar para fijar un porcentaje de rebaja
Burriana
image-280436

Burriana, 11 de diciembre de 2015: El Ayuntamiento de Burriana ha registrado las primeras consultas de propietarios de suelo del PAI Sant Gregori interesados en que se les bonifique el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que abonan por sus parcelas en el citado sector. La medida fiscal, aprobada por el Partido Popular durante el pasado mandato, establece una bonificación extraordinaria del tipo impositivo a las parcelas situadas en determinados sectores de la población, entre ellos Sant Gregori.

Cabe recordar que el 7 de mayo el pleno de la corporación acordó modificar el artículo 9 de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), el 7 de junio, la medida entró en vigor el jueves 8 de julio.

En virtud a este acuerdo, para el que el PP buscó el respaldo de todas las fuerzas políticas, los titulares de suelo en determinadas unidades de la población pueden reclamar una rebaja fiscal extraordinaria. Medida apoyada en un artículo de la legislación sobre la Ley de Haciendas Locales que contempla una condición especial para los casos en los que se justifique una actividad económica, interés cultural, social o de fomento del empleo que se cumple en este sector.

Por este motivo, y dado que tal y como han transmitido al PP podrían haberse presentado ya las primeras instancias de particulares, el grupo municipal consultará a la coalición de gobierno compuesta por PSPV y Compromís-Podemos si tienen previsto desarrollar la ordenanza fiscal, que establece que para aplicar esta ventaja fiscal previamente se ha de aprobar en pleno el porcentaje de rebaja que se aplica.

Tal y como ha señalado el portavoz del PP, Juan Fuster, “queremos conocer los tiempos que manejan para aplicar esta medida que esperan muchos vecinos, así como también por el porcentaje que tienen previsto reducir del tipo”. En opinión de Fuster, “esta medida que promovimos durante el pasado mandato con el respaldo de todos los partidos, es una acción que fiscalmente es positiva y, en un momento como el actual, en el que hemos de abogar por rebajas fiscales y no incrementos de impuestos, sería una buena opción desarrollar la ordenanza y trabajar para poder aliviar cuanto antes parte de este impuesto a los vecinos afectados”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.