Betoret exige a Puig, a Rodríguez y a Ribó que “dejen claro cuál es el modelo territorial que quieren para nuestra tierra”

Foto_RdPBetoret-Contelles_250416
image-360273
El presidente del Partido Popular de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, ha exigido hoy al presidente de la Generalitat, al presidente de la Diputación y al alcalde de Valencia, que “dejen claro cuál es el modelo territorial que quieren para nuestra tierra” porque desde que “los gobiernos de cambio están en nuestras instituciones se han intensificado los ataques o desafíos a nuestras señas de identidad”. “Curiosamente hemos asistido a un silencio sepulcral este fin de semana”, ha apuntado.

En ese sentido, Betoret se ha preguntado si la ausencia de Joan Ribó en la manifestación, antes “un habitual”, es porque “ya no piensa como en el pasado”, si Jorge Rodríguez “piensa que la estelada representa a la provincia de Valencia” o si Puig considera que “el 25 de abril es como el 11 de septiembre catalán”.

El presidente del PPVAL se ha pronunciado en estos términos durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la portavoz del grupo popular en la Diputación, Mª Carmen Contelles, y en la que han valorado los actividades que se han llevado a cabo durante el fin de semana, en Valencia, a cargo de organizaciones independentistas.

Al respecto, el dirigente provincial ha señalado que tenemos un Consell “títere y preso que se arrodilla ante los que quieren destruirnos como pueblo, envenenar nuestra convivencia y que sólo se preocupan de satanizar al PP”.

“Los valencianos –ha continuado– merecemos saber si podremos elegir la lengua en la que estudian nuestros hijos y si podemos enviarlos a los colegios, los institutos y las universidades públicas sin miedo a que sean aleccionados con el dinero de nuestros impuestos; y si mientras nos hacen mirar hacia las banderas están trabajando por nuestro futuro” ha remarcado.

Frente a todo esto, Betoret ha manifestado que “los valencianos no podemos vivir en la confrontación permanente, sobre cuestiones que tenemos sobradamente superadas” y, en este sentido, ha sentenciado que “nuestra lengua es el valenciano; nuestra bandera, la Senyera; nuestra tierra, la Comunitat Valenciana y nuestro país, España”.

“Informe de los daños de la manfestación”

Por su parte, la portavoz del grupo popular en la Diputación, Mª Carmen Contelles, ha reclamado un informe de los desperfectos ocasionados en la manifestación del pasado sábado organizada por Acció Cultural (ACPV) y que la Diputación de Valencia “ejecute la fianza” depositada para hacer frente a los daños causados tanto en la estatua del banderillero Manolo Montoliu como de los que se hayan podido cometido en el interior de la plaza de toros.

Asimismo, ha anunciado que en el pleno de la Diputación de este miércoles preguntará al equipo de gobierno “por qué colaboran económicamente” con “un acto ensalzador con las señas de identidad del imaginario ‘països catalans’ al ceder de forma gratuita la plaza de toros a ACPV “pese a que sabían se iban a vender entradas con un beneficio de al menos 100.000 euros”. “Por tanto no es una organización sin ánimo de lucro”, ha confirmado.

Al respecto, ha explicado que la solicitud de cesión de la plaza de toros era para la celebración de “un acto lúdico y cultural con motivo de la celebración del día del libro y de la fiesta del 25 de abril”, por lo que se otorgó una exención de 11.220 euros, precio público establecido en la ordenanza reguladora.

“Esperamos que la afinidad ideológica de los actuales gestores de la Diputación con los postulados de esta asociación no derive en un nuevo caso de favoritismo y de agravio comparativo al ceder de forma gratuita la plaza”, ha reprochado.

Finalmente, Contelles ha lamentado que “una vez más la injerencia catalanista que rompe la convivencia democrática valenciana se vuelve a repetir” y que “las autodenominadas fuerzas del cambio vuelven a reabrir heridas y han convertido a la Diputación de Valencia en cómplices del nacionalismo catalán más rancio”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.