Barrachina: “Puig castiga a la provincia de Castellón con los presupuestos por no haberle votado”

getfile (1)
image-251269
El secretario del PPCS lamenta que el Consell reduzca un 47% las actuaciones para el próximo ejercicio pese al crecimiento del 12% en la aportación del Gobierno a la Comunitat
“Ximo Puig ha decidido castigar a la provincia de Castellón por no haberle votado”. Así de contundente se ha mostrado hoy el secretario provincial del PP de Castellón, Miguel Barrachina, respecto a los presupuestos de la Generalitat Valenciana. Unas cuentas para 2016 que, a juicio del líder provincial, “se olvidan de casi todo salvo de rescatarse a ellos mismos y aumentar el dinero que se destina para los altos cargos”.

Y es que el presupuesto de la Generalitat Valenciana ha decidido obviar cuestiones fundamentales que los ciudadanos y los alcaldes de la provincia –de todos los signos políticos- habían planteado como necesidades para este año, si bien incrementa la partida para sueldos de altos cargos. Tanto es así que en la provincia de Castellón las actuaciones previstas por la Generalitat van a disminuir un 47% para el próximo ejercicio pese al incremento del 12% del Gobierno de España con 1.600 millones de euros más en concepto de financiación.

Las cuentas para 2016 del Consell van a “colapsar” la Comunitat ya que el bipartito ha incluido en la previsión de ingresos 1.350 millones de euros que no existen “lo que va suponer un grave perjuicio para la Comunitat al tener una previsión de ingresos y gastos que no es real”. La Generalitat ha previsto casi 3.000 millones de euros más respecto al año pasado y, sin embargo, a la provincia de Castellón no va a llegar ni un euro durante 2016.

En este sentido, cabe señalar que el Consell ha prescindido de partidas para la creación de empleo. En el caso de la provincia de Castellón, las cuentas no incluyen la inversión destinada a un nuevo Plan de Empleo Conjunto, un programa que por ejemplo en 2015 ha permitido la creación de 500 contratos de calidad entre 100 municipios de Castellón y que los alcaldes habían reclamado volver a editar en 2016.

Y es que el presidente de la Diputación y del PP en Castellón, Javier Moliner, acordó dentro de la lealtad institucional, la puesta en marcha de cinco planes concretos para Castellón y que iban a ser cofinanciados entre la Generalitat y la Diputación. Pese al compromiso por escrito de Puig, ha decidido ignorar la petición y no invertir ni un euro en ninguno de estos planes.

En concreto, además del Plan de Empleo, se trata de un plan estratégico de turismo para la provincia de Castellón ya que este sector es uno de los motores económicos del territorio; la puesta en marcha de un plan contra los mosquitos tigre ya que es la Generalitat de quien depende esta competencia; un plan de transporte rural a la carta para igualar las oportunidades y la movilidad o un plan para el aprovechamiento de la biomasa.

Barrachina considera que los presupuestos “son decepcionantes” y priorizan “tener a los políticos contentos para mantener el pacto entre PSOE y Compromís” en lugar de crear políticas de empleo, de ayuda a los emprendedores o para potenciar la competitividad de las empresas. “Somos conscientes de que a la vieja izquierda no le gusta la economía privada y no quiere apoyar a las empresas y a los autónomos, pero ir en contra del tejido económico es ir en contra del empleo y de la recuperación económica”.

Priorizan al PSOE y Compromís frente a los ciudadanos

El bipartito ha supeditado el interés de equilibrio entre PSOE y Compromís al repartir el gasto al 50% a inversiones educativas, sociales o sanitarias. “Puig y Oltra se han repartido el dinero al 50% entre los dos partidos en lugar de pensar en las necesidades reales”. En una visión genérica, Barrachina señala que “además son los presupuestos menos sociales de la historia ya que han reducido la inversión social pese a contar con más dinero el próximo año con el aumento de las transferencias del Estado”.

Asimismo, la única partida que mejora sustancialmente es la rebaja del 65% de los gastos financieros después de que el Gobierno de Rajoy haya decidido asumir estos gastos financieros de la Generalitat. Esta partida pasa de los 987 millones de euros en 2015 a los 341 millones para 2016. Un ahorro de 640 millones “de los que los ciudadanos de Castellón no verán ni un euro”.

El secretario provincial ha instado al Consell “a reflexionar y aceptar las necesidades de los alcaldes” y ha recordado que “alcaldes socialistas como Benlloch (Vila-real) se han comprometido a reivindicar estas peticiones para Castellón” por lo que “ahora es el momento de cumplir con los ciudadanos, aunque no le hayan votado”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.